21 Consejos para viajar a Budapest por libre

21 Consejos para viajar a Budapest por libre

Si vas a viajar a Budapest y quieres organizarlo todo por tu cuenta, quédate por aquí, ¡que te vamos a ayudar a que todo salga a pedir de boca!

La capital de Hungría es una de las más turísticas, interesantes y bonitas ciudades de Europa. No por nada es conocida como “la París del este”, y entre sus lugares más representativos están el impresionante Parlamento, el original Bastión de los Pescadores o las maravillosas Termas Szechenyi.

Te contamos, en 21 consejos, todo lo que necesitas saber para planear tu viaje a Budapest: cómo llegar, dónde alojarse, recomendaciones de restaurantes y excursiones… ¡Empezamos!

Como ya seguro sabes qué ver en Budapest, qué y dónde comer en Budapest y cómo ir del aeropuerto de Budapest al centro, no queremos enrollarnos más.

Ponte cómodo, que vamos a compartir contigo todo lo que sabemos para que puedas preparar tu viaje a Budapest. ¿Listo?

1. Documentación necesaria para viajar a Budapest

No te sorprenderá saber que la documentación que necesitas para viajar a Budapest va a depender de tu país de origen.

Como seguro sabes, Hungría forma parte de la Unión Europea desde 2004. Por eso, si tienes la nacionalidad de alguno de los 27 países miembros, podrás entrar solamente con tu documento nacional de identidad (DNI) o pasaporte. No necesitas visado ni hacer absolutamente nada de antemano.

Si, en cambio, eres ciudadano de América Latina o Estados Unidos, si deberás tener en cuenta los criterios de entrada al espacio Schengen, del que también forma parte Hungría. Por ahora, solo de piden visado a los nacionales de Cuba, Bolivia y República Dominicana. ¡Ojo! Ten en cuenta que, al no “tocarnos” esto directamente, es un tema que no tenemos muy controlado. Te recomendamos que consultes con la embajada húngara de tu país.

Por lo visto, es obligatorio viajar con seguro desde fuera de Europa; si no, es opcional pero siempre recomendable. Ten en cuenta que tu seguro de viaje no solo te va a cubrir temas médicos (¡potencialmente costosísimos!), sino también logísticos. Es una inversión accesible por tu seguridad y tu tranquilidad.

Aquí te dejamos el seguro de viaje que siempre utilizamos nosotros, con un 5% de descuento por ser lector de Viajar y Otras Pasiones:

Seguro de viaje ¡con descuento!

Pasaportes para poder viajar
Si eres ciudadano de la Unión Europea puedes elegir si llevar tu pasaporte o tu DNI para viajar a Budapest

2. Decide cómo vas a llegar a Budapest

Al estar la capital de Hungría en pleno corazón de Europa, hay un montón de opciones para ir hasta allí:

Si, como fue nuestro caso, vas a viajar a Budapest para pasar unos días, seguramente utilices el avión. Suele haber buenas ofertas con las compañías low cost, especialmente con Wizz, que es húngara. Puedes mirar precios y horarios en este buscador de vuelos baratos.

El aeropuerto internacional Ferenc Liszt está a unos 17 kilómetros del centro. Una vez allí, tienes que elegir cómo llegar hasta tu alojamiento el centro:

Te explicamos estas opciones a todo detalle, y algunas alternativas, en este artículo sobre cómo ir del aeropuerto de Budapest al centro

– Más opciones para llegar a Budapest

Algo muy típico es combinar el viaje a Budapest con otros destinos europeos, especialmente con una ruta por Praga, Viena y Bratislava (¡menudo viajazo!).

En este caso, lo más práctico es el tren, que es cómodo, frecuente y va de centro a centro. Hay tres estaciones en la ciudad: Keleti (este), Nygati (oeste) y Déli (sur).

También hay buses que, aunque algo menos cómodos, son siempre una buena manera de ahorrarse un puñadito de florines. Además, en esta zona las distancias no son especialmente largas.

Como nosotros no hemos hecho este trayecto, lo mejor es comparar precios, horarios y frecuencias en este buscador de trenes y buses. ¡Ya nos contarás!

Según hemos leído, hay barcos que hacen la ruta entre Budapest y Viena. La verdad es que tiene pintaza, pero tardan bastantes horas, por lo que nos suena más a que sea paseíto por el Danubio… que oye, ni tan mal.

Si solo tienes un día y no quieres preocuparte por nada, puedes apuntarte a esta excursión a Budapest desde Viena en español

Por último, sólo recomendaríamos alquilar un coche en Budapest si quieres hacer un road trip por las zonas rurales de Hungría.  

Vista de la metro de Budapest, Hungría
La combinación de bus y metro es la opción que elegimos para ir del aeropuerto de Budapest a nuestro alojamiento (y viceversa)

3. Apúntate a un free tour

Siempre lo decimos, ¡pero es que es cierto! Hacer un free tour es siempre una idea óptima para empezar tu visita a un lugar nuevo.

Es ideal tanto para ir tomándole el pulso a la ciudad y empezar a orientarse, como para familiarizarse un poco con su historia y cultura de manera distendida. Si, además, tienes poco tiempo, es la mejor opción para recorrer los lugares más turísticos de Budapest con un guía y yendo “a tiro fijo”. Si vas a viajar solo y te apetece, también es un buen sitio para hacer amigos… ¡hablamos por experiencia!.

Cuando acabe tu ruta, tú mismo decides cuánto pagar a tu guía (en efectivo), en función de lo que hayas disfrutado y aprendido. Fácil, ¿no?

Tienes más información, y puedes apuntarte (te recomendamos hacerlo con antelación si vas a viajar a Budapest en temporada alta o fin de semana) aquí:

Free tour por Budapest en español

4. ¡No te pierdas las termas!

Hablar de Budapest es hablar de sus increíbles termas. No por nada, la capital es conocida como “la ciudad de los balnearios”, y Hungría es uno de los países con más aguas termales del mundo. Ya verás que pasar el rato a remojo es una actividad súper integrada en el día a día de los aquincenses.

Aunque hay varias, las más populares tanto para locales como para turistas son las Termas Széchenyi. ¡A nosotros nos encantaron!

Situadas en el Parque de la Ciudad (Városliget), en un impresionante edificio de estilo barroco de 1913, son las más grandes de Europa gracias a sus 15 piscinas de diferentes tamaños y características. 

La gran estrella de las termas Szechenyi es, por supuesto, la principal exterior. Allí podrás bañarte a unos 37 graditos, haga fuera el tiempo que haga, mientras disfrutas de su emblemática fachada amarilla. Al cerrar más tarde, te permite también poder hacerlo por la noche. ¡A nosotros nos encantó la experiencia!

Te dejamos toda la información sobre éstas y otras termas recomendadas en la ciudad en este artículo sobre los mejores balnearios de Budapest.

¡Ojo! Al ser una actividad tan demandada, es importante reservar las termas Szechenyi con tiempo. Puedes conseguir tu entrada de un día anticipada, sin esperas y con vestuario individual incluido, aquí mismo: 

Entrada anticipada a las Termas Szechenyi

Panorama de las famosa piscina exterior de las Szechenyi en Budapest, Hungría
¿Te bañarías en la piscina exterior de las Szechenyi en invierno y de noche? Nosotros lo hicimos… ¡y o te lo podemos recomendar más!
Felices en una de las termas de Budapest, Hungría
Aquí está la prueba, justo antes de salir de los vestuarios «vintage» al frío invernal húngaro

5. Descubre qué lugares visitar en Budapest

No te vamos a engañar: la lista de monumentos y lugares que visitar en Budapest es larga. Por su riqueza histórica, cultural, arquitectónica y artística no podía ser de otra manera… De hecho, su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987.

Aquí te dejamos una lista rápida con los lugares que no te puedes perder al viajar a Budapest:

Te contamos muuuucho más sobre estos lugares turísticos y otros que merece la pena visitar en este artículo específico sobre qué ver en Budapest

– ¿Conviene la Budapest Card?

Como ocurre en la mayoría de ciudades turísticas, en Budapest también vas a poder hacerte con la típica tarjeta que incluye diferentes entradas y descuentos.

Ahora bien, al contrario que pasa al viajar a Praga, a Cracovia o a Londres, por ejemplo, la Budapest Card no cubre los principales monumentos de la ciudad.

Las actividades más populares que vas a encontrar son, por ejemplo, el Museo Nacional de Hungría, Memento Park, las ruinas romanas de Aquincum o el Centro de Fotografía Contemporánea Robert Capa. Todos son sitios súper interesantes, pero quizá no estén en la parte alta de la lista de alguien que va a viajar a Budapest por primera vez…

Como punto positivo, la Budapest Card es económica y, además, incluye transporte público ilimitado.

Vamos, que lo mejor es que tú mismo eches un buen vistazo a la información sobre la Budapest Card y decidas sí te conviene o no en función de los lugares turísticos que te apetezca visitar.

Bonito panorama del Bastión de los Pescadores de Budapest, Hungría
El Bastión de los Pescadores es uno de los lugares que más nos gusta de Budapest
Bonita imagen de la Iglesia de Matías en Budapest, Hungría
¿Y qué decir de la Iglesia de Matías y su espectacular tejado?
Bonita imagen nocturna del Puente de las Cadenas en Budapest, Hungría
Otro símbolo de la ciudad es el Puente de las Cadenas. Intenta no perdértelo iluminado

6. Organízate: ¿cuántos días son necesarios para viajar a Budapest?

La respuesta es fácil: cuantos más días puedas viajar a Budapest, ¡mejor! Aunque sabemos que, en la vida real, uno no siempre puede tener esa flexibilidad…

Nosotros estuvimos 3 días completos (más los vuelos, claro) y nos dio tiempo a ver los principales lugares turísticos yendo a un ritmo bastante normal y parándonos a menudo a hacer fotos, a mirar o a comer en Budapest. Entramos al Parlamento, a tres museos, a las termas Szechenyi e, incluso, nos acercamos a las ruinas de Aquincum.

Teniendo en cuenta que era diciembre y, por tanto, había menos horas de luz y dedicamos tiempo a curiosear los mercadillos de Navidad, creemos que aprovechamos muy bien el tiempo.

Si solo tienes dos días en Budapest, puedes más o menos hacer lo mismo pero reduciendo las visitas a un par (las más top son las termas y el Parlamento) y moviéndote a un ritmo más ligero.

Pudiendo elegir, creemos que cuatro días es la duración perfecta para un primer viaje a Budapest. Así, puedes ver más o menos “todo” (lo mismo que nosotros, más explorar mejor otras zonas como por ejemplo el Barrio Judío), a un paso más lento. Con cinco, puedes completar tu escapada con alguna de las mejores excursiones desde Budapest.

Si solo vas a poder visitar Budapest en un día, lo mejor es limitarse a la zona centro, no pasar al interior de ningún monumento… ¡y madrugar mucho! Para optimizar el tiempo, quizá te conviene apuntarte a una visita guiada por Budapest en español como ésta. 

7. No te pierdas el Parlamento, ¡ni por fuera ni por dentro!

Y sin haberlo planeado, nos ha salido un pareado…

No te decimos nada que no sepas: el Parlamento es el lugar más icónico y reconocible de Hungría. Por eso, ¡no puedes viajar a Budapest y no visitarlo!

Su imponente fachada está, al parecer, inspirada en el Palacio de Westminster (el gran imprescindible que ver en Londres), y es el segundo parlamento más grande de Europa tras el de Bucarest, en Rumanía.

Aunque las vistas top son desde el Danubio, Buda y el Bastión de los Pescadores, o la propia plaza de Kossuth Lajos Tér.

Y si por fuera es una auténtica maravilla, el Parlamento de Budapest por dentro no se queda atrás… Eso sí, solo se puede recorrer con una visita guiada (que puedes reservar aquí)

En nuestra opinión, merece mucho la pena, pues es muy interesante tanto desde el punto de vista histórico como artístico: Arcos, mármol, frescos, alfombras rojas y mucho dorado reinan durante toda la ruta por la escalera principal, la Sala de la Cúpula y la Antigua Cámara Alta.

Al final de la visita hay un pequeño museo con la historia del Parlamento. A nosotros nos pareció muy interesante, sobre todo ver la antigua estrella roja que coronaba la cúpula durante la época comunista.

Aquí te contamos más curiosidades e historia, y por supuesto más consejos para visitar el Parlamento de Budapest 

Espectacular vista nocturna del Parlamento de Budapest, Hungría
Si el Parlamento de Budapest es increíble por fuera…
Panorama del interior del Parlamento de Budapest, Hungría
¡Te aseguramos que por dentro es una pasada!
Increíble ingreso del Parlamento de Budapest, Hungría
Como ves, otra cosa no, pero el oro no faltó en su construcción…

8. Elige bien dónde alojarte en Budapest

Una vez tienes tu vuelo y una idea general sobre qué te apetece ver y hacer en la ciudad, el siguiente paso a dar es conseguir un alojamiento en buena zona y con buen precio.

Como ya sabes, la capital húngara es bastante extensa y está dividida en dos (Buda y Pest) por el río Danubio. Aunque hay lugares turísticos en ambas, si es la primera vez que vas a viajar a Budapest nosotros te recomendaríamos elegir tu hotel en la segunda zona.

En Pest vas a encontrar una mayor oferta hotelera, más restaurantes recomendados donde comer en Budapest y más ambiente nocturno. Éste lado del río es también más práctico para moverse, pues es prácticamente plano y tiene mejores opciones de transporte público.

El centro propiamente dicho es toda la zona que estaría entre el Parlamento de Budapest y la plaza de Vorosmarty Tér, especialmente los alrededores de la Basílica de San Esteban. Todo ello, pegando al Danubio.

A unos 10 minutos caminando de la plaza tienes el Barrio Judío, una buena opción si buscas un ambiente más alternativo y animado. Justo “detrás” de la Basílica de San Esteban está la famosísima Avenida Andrassy, con sus museos, tiendas y restaurantes.

Desde cualquiera de estos puntos, vas a poder moverte caminando entre todos los lugares turísticos sin problema.

Nosotros nos quedamos muy cerquita del Mercado Central. Es una más económica y menos turística, pero queda un pelín más retirada del centro. De todos modos, en poco más de 15 minutos caminando, por la calle comercial de Váci utca, estarás en Vorosmarty Tér.

– Alojamiento recomendado en Budapest

Nosotros nos alojamos en un hostal pequeñito entre el Mercado Central y la parada de metro de Kálvin Tér que, por lo visto, ya no existe.

Por eso, hemos estado investigando un poco para poder darte unas cuantas recomendaciones de hoteles que, esperamos, te ayude a preparar tu viaje a Budapest. Todos están bien situados y tienen una alta valoración por parte de otros viajeros; las hemos dividido por presupuestos:

Si prefieres echar un ojo a diferentes alojamientos en Budapest y poder ordenarlos tú mismo por precio o situación, te dejamos por aquí el buscador de alojamiento barato que siempre utilizamos nosotros. 

Aquí te explicamos con mucho más detalle las mejores zonas donde alojarse en Budapest, con hoteles recomendados

Bonita perspectiva de la Basílica de San Estaban en Budapest, Hungría
Podríamos decir que la Basílica de San Esteban es el «punto más céntrico» de Budapest. Nosotros, como ves, pudimos disfrutarla en Navidad
Hermosa imagen del Puente de la Libertad en el centro de Budapest, Hungría
Al alojarnos muy cerca del Puente de la Libertad tuvimos la oportunidad de cruzarlo un par de veces… ¡y menos mal! ¡Nos encantó!

9. Tranquilo, viajar a Budapest es seguro

No sabemos muy bien por qué pero, cuando hablamos sobre viajar a Budapest, en muchas ocasiones nos acaban preguntando si sentimos que Hungría es un país seguro.

Vaya por delante que solo hemos estado una vez, moviéndonos sobre todo por los lugares más turísticos de Budapest, su capital, así que no podríamos decir que somos expertos. Aun así, te prometemos que en ningún momento nos hemos sentido inseguros ni hemos visto o escuchado nada raro.

Como en el resto de grandes ciudades de Europa, es cierto que hay problemas con los carteristas, que seguramente vean en los viajeros despistadillos la víctima perfecta. También es cierto que, al llegar al centro desde el aeropuerto de Budapest por la noche, vimos bastantes personas sin hogar en el metro, pero nada más allá.

Teniendo sentido común y tomando precauciones básicas (especialmente controlar tus pertenencias en el transporte público o en aglomeraciones, como por ejemplo los mercadillos de Navidad), no deberías tener ningún problema.

Recuerda que es siempre recomendable viajar con seguro, incluso por Europa. Estará ahí para ti en caso de que te ocurra algo. Puedes reservar aquí tu seguro de viaje, con un 5% de descuento

10. Surca las aguas del río Danubio

Roma tiene el Tíber, París el Sena… ¡y Budapest el Danubio!

El río más largo de Europa (si no tenemos en cuenta el Volga, en Rusia), y quizá también uno de los más míticos, divide la capital húngara en dos.

Si vas a viajar a Budapest y quieres hacer algo especial, la verdad, ¡no se nos ocurre una idea mejor que descubrir la ciudad desde el agua! Vas a tener una vista privilegiada de los monumentos de ambos márgenes y, por supuesto, de los famosísimos puentes: Margarita, de las Cadenas, de la Libertad (¡nuestro favorito!)…

Al igual que ocurre con el crucero por el Támesis en Londres, hay diferentes opciones. Para que elijas la que más te convenga, las hemos colocado por orden ascendente de precios:

Hermoso panorama del río Danubio y del Parlamento de Budapest, Hungría
¡Aprovecha que vas a viajar a Budapest para navegar uno de los ríos más representativos de Europa!

11. Las mejores vistas al viajar a Budapest están en Buda 

Como hemos comentado (y seguro que ya sabías), la ciudad de Budapest surgió cuando se juntaron dos localidades divididas por el Danubio: Buda (al oeste) y Pest (al este).

Ambas son bonitas y monumentales. Ahora bien, la panorámica del río, el Parlamento y, en general, al centro histórico, más increíble la tienes desde Buda.

Te aseguramos que desde el Castillo de Buda y el Bastión de los Pescadores, que están en alto, no vas a poder dejar de mirar… ¡y de hacer fotos! Si no quieres perderte nada, también puedes aprovechar también para hacer un free tour por el Castillo de Buda en español.

¡Ah! Intenta subir a Buda tanto de día como de noche, especialmente para ver el Parlamento de Budapest iluminado. ¡Es una preciosidad!

Encantadora imagen del Parlamento de Budapest desde el Bastión de los Pescadores
Pocas imágenes hay tan típicas de Budapest como ésta del Parlamento desde el Bastión de los Pescadores
Increíble vista del parlamento de Budapest desde la colina de Buda, Hungría
¿Y qué te parece la panorámica desde el Castillo?

12. Si necesitas moverte en transporte público, elige el metro

La capital húngara es una ciudad bastante amplia, y no todos los lugares que ver en Budapest están cercanos entre sí. Afortunadamente, el transporte público de la ciudad es económico, seguro y eficiente.

Aunque también hay autobuses urbanos y tranvías, nosotros preferimos utilizar el metro, incluso a la hora de ir del aeropuerto de Budapest al centro. Es lo mejor para no depender del tráfico, y también la opción más sencilla si no se sabe húngaro: hay mapa para consultar en todos los vagones y el nombre está muy visible en cada estación.

El metro de Budapest nos pareció atractivo, gracias a su toquecito vintage. No por nada es el segundo más antiguo de toda Europa, solo superado por el metro de Londres.

¡Importante! Hay que validar los billetes en el metro, y vimos muchísimos controles para pillar a los listos que se intentan colar… Esto nos parece flipante, ya que los tickets tanto de metro, como de bus y tranvía, son baratos. Puedes comprobar los precios actualizados en la web oficial de transporte en Budapest

Nos recomendaron evitar los taxis al viajar a Budapest. Como pasa en muchas ciudades turísticas, éstos pueden aprovecharse de los extranjeros, y no todos se apañan en inglés. No hay Uber en Hungría.

Si prefieres no tener que preocuparte de absolutamente nada, la opción más fácil es el autobús turístico de Budapest. Tiene dos rutas, con diferentes paradas en prácticamente todos los puntos turísticos, y podrás subir y bajar tantas veces como quieras. También incluye un paseo por el Danubio (opcional). Más información y reservas aquí mismito:

Bus turístico de Budapest

Hermosa vista del tram de Budapest, Hungría
No lo utilizamos durante nuestro viaje a Budapest, pero el tranvía es una preciosidad, ¿no crees?

13. ¡Alucina con los ruin bar!

Una de las cosas más molonas e innovadoras que puedes hacer en Budapest es ir a un ruin bar.

¡No te dejes asustar por su nombre! Se podría decir que son una mezcla de pub y centro comunitario, con posibles toques de restaurante o de discoteca, que se han ido abriendo desde el año 2000 en edificios ruinosos de antes de la Segunda Guerra Mundial. Tienen una estética urbana y decadente muy, muy atractiva. Mejor, ¿verdad?

El primer ruin bar sigue siendo el más popular, entre los aquincenses pero sobre todo entre los turistas: el Szimpla Kertz. Situado (como la mayoría de estos locales) en el Barrio Judío de Budapest, tiene varias plantas, muchísimo ambiente vayas a la hora que vayas y hasta tienda.

En general, estos pubs son un sitio ideal para tomar una cerveza, y varios de ellos están entre los lugares donde comer en Budapest más recomendados. De todos modos, si vas justo de tiempo o no tienes muy claro que te vayan a gustar, siempre puedes pasar a echar un ojo y dar una vuelta. ¡No puedes viajar a Budapest y no entrar a ruin bar!

Si quieres conocer varios, a la vez que te pegas una buena fiesta, puedes apuntarte a este tour guiado por los ruin pub de Budapest, en español, sin colas y con degustación.

Característica imagen del interior del Szimpla Kert de Budapest, Hungría
¡Así de molón es el Szimpla Kert de Budapest!
Imagen del interior de un famoso ruin bar de Budapest, Hungría
Decir que tiene rollito es quedarse corto…

14. Es posible viajar a Budapest sin hablar húngaro

Siempre da un poquito de “respeto” viajar a un país del que no se sabe ni una palabra en su lengua. El húngaro es, además, un idioma que nada tiene que ver con el latín (como el español, el francés, el portugués o el italiano)…

¡Tranquilo! La verdad es que no sabemos como será en el resto de Hungría, pero en su capital te aseguramos que no vas a tener ningún tipo de problema para encontrar información en inglés, especialmente en los lugares y actividades relacionadas con el turismo: letreros, cartas de restaurantes, museos, indicaciones…

En nuestra experiencia, además, la gente se maneja bastante bien en la lengua de Shakespeare, especialmente los jóvenes. Siempre hemos podido comunicarnos en inglés perfectamente, y seguro que tú también puedes a nada que tengas un nivel medio en esta lengua.

No podemos decir lo mismo de nuestro idioma, el español… De todos modos, al final uno siempre se acaba comunicando con el idioma más infalible: gestos bien expresivos (suerte la mía de viajar con un italiano) y una sonrisa.

No nos preguntes cómo, pero acabamos en un restaurante totalmente local, donde absolutamente nadie hablaba inglés y menos español, y pudimos ordenar (señalando… y dejándonos sorprender), pagar y disfrutar de nuestra comida sin problema. Puedes curiosearlo en este artículo sobre dónde comer en Budapest.

De todos modos, si te quedas más tranquilo, puedes hacerte con una guía de conversación para el viajero en inglés . Es económica, peque y muy práctica, ideal para sacarte de apuros…

Típico menu de un restaurante de Budapest, Hungría
¡Te prometemos que logramos comer en este restaurante! ¿Logras reconocer algún plato?

15. Prueba el goulash, los lángos y el resto de platos típicos de Hungría

Y hablando de comer en Budapest… La capital húngara, al contrario que otras grandes ciudades europeas, no destaca por su oferta de restaurantes internacionales, sino que allí lo que triunfa es lo tradicional.

La comida típica de Hungría no es tan conocida como la italiana, la española o la mexicana. Por eso mismo, ¡para nosotros fue una buenísima sorpresa! Sabrosísima, contundente y bastante carnívora, nos recordó mucho a la gastronomía polaca, la alemana o la checa. Además, disfrutar de la buena mesa allí no está reñido con tener que rascarse mucho el bolsillo….

La gran estrella de la cocina húngara es también el plato más conocido fuera: el goulash. Este rico y contundente guiso de carne, verduras y pimentón es una auténtica delicia, y vas a encontrarlo prácticamente en cualquier sitio.

No se queda atrás tampoco el lángos, una masa frita y plana, que se suele servir con salsa agria y queso rallado, ¡aunque las combinaciones son infinitas!

Si eres más de dulce, no puedes viajar a Budapest y no probar el pastel chimenea o kürtöskalács y la tarta dobos.

Una buena opción para no perderse nada es apuntarse a un free tour gastronómico por la ciudad, en el que te van a explicar todo sobre la gastronomía del país y tendrás la opción, por supuesto, de probarla. Tienes más información y puedes reservar aquí:

Free tour gastronómico por Budapest

– Restaurantes recomendados donde comer en Budapest

Y después del “qué”, no podía faltar el “dónde”. Aquí te dejamos una lista rápida de lugares donde comimos rico durante nuestro viaje a Budapest:

  • Mercado Central. ¡Uno de los más bonitos y completos que hemos visitado! En la primera planta están los puestos, y en la segunda el street food. Hay bocatas, sopas… y, por supuesto, lángos. Puedes hacer también un tour gastronómico en español pro el Mercado Central de Budapest
  • Kisharang. Cerca de la Basílica de San Esteban, este restaurante pequeñito y de aire rústico ofrece, además de una buena relación calidad-precio, un menú tradicional y súper amplio. Es ideal si te gusta probar diferentes platos, pues en algunos es posible pedir medias raciones. Web del Kisharang
  • Cafe Intenzo. En la zona del Mercado Central, ofrece un mix estupendísimo de cocina húngara e internacional. Nos atendieron genial ¡y comimos de lujo! Web del Cafe Intenzo
  • Hungarikum Bisztro. Uno de los restaurantes más populares. Está muy cerca del Parlamento y los platos más recomendados allí son el lángos y el confit de pato. Web de Hungarikum Bistro
  • New York Café. Esta elegante cafetería es una de las más populares y turísticas de Budapest, así que espérate unos precios un pelín más altos… ¡pero merece la pena! Web del New York Cafe

Te contamos más sobre estos restaurantes y te recomendamos más en este artículo sobre los mejores lugares donde comer en Budapest

Comiendo un delicioso langos dulce del mercado central de Budapest, Hungría
¡Ansia viva por este langos dulce del Mercado Central!
Comida en un típico restaurante de Budapest, Hungría
Algunos de los platos típicos de Hungría que probamos en el restaurante Kisharang

16. Mejor época para viajar a Budapest

Como sucede en el resto de Europa central, en Hungría los inviernos son fríos y los veranos, aunque no llegan al nivel de España o de Italia pueden ser de mucho calor.

Así, los mejores meses para viajar a Budapest serían mayo y junio y septiembre y octubre, lo que se conoce como shoulder season o temporada media. En ellos encontrarás temperaturas templadas y, aunque siempre hay turismo, éste no será tan masivo.

En julio, agosto, Semana Santa y el puente de Mayo te vas a encontrar los lugares turísticos de Budapest a reventar y los precios de alojamiento y vuelos por las nubes. Por eso, es especialmente importante que reserves todo con tiempo y que madrugues para evitar colas.

Si, como nosotros, vas a viajar a Budapest en invierno, no tienes más que abrigarte de lo lindo ¡y a disfrutar! Te encontrarás con una ciudad con menos gente y mejores precios.

Recuerda, eso sí, que los días son más cortos, por lo que te recomendamos que dejes para la tarde los museos y sitios al cubierto. Así, podrás aprovechar al máximo las horas de luz disponibles para callejear.

– Viajar a Budapest en Navidad

En los últimos años, y cada vez más, se está poniendo súper de moda viajar a capitales europeas durante los fines de semana de diciembre para vivir a tope sus mercadillos y decoración navideña. Así, esta época pasa a formar parte de la temporada alta en términos de gente… ¡y de precios!

Ten esto especialmente presente si piensas viajar a Budapest durante el Puente de la Inmaculada, pues es festivo en varios países de Europa.

La capital de Hungría es, por supuesto, uno de los principales objetos de deseo de quienes van (vamos) buscando ambiente festivo, luces, puestos, mulled wine… pero ¡tranquilo! De nuevo, reserva todo con antelación suficiente, y por supuesto ármate de paciencia en los mercadillos, y todo va a ir rodado.
Los puntos imprescindibles de la Navidad en Budapest son la Plaza de la Iglesia de San Esteban y Vörosmarty Tér. En la primera encontrarás un hermoso árbol y puestecitos, y en la segunda un mercadillo navideño que nada tiene que envidiar a los clásicos alemanes.

¡Ah! Y no olvides tomarte un kürtoskalács (un dulce muy típico y curioso) acompañado del ya mencionado mulled wine (vino caliente y especiado).

Si quieres exprimir al máximo tu escapada en esta época y no perderte nada, puedes echarle un ojo a este tour navideño por Budapest en español

Bonita fachada de la Basílica de San Estaban de Budapest, Hungría
El árbol que ponen delante de la Basílica de San Esteban es uno de los símbolos de la Navidad en Hungría
Panorama nocturno de la plaza Vorosmarty Tér en Budapest, Hungría
El mercadillo de la plaza Vorosmarty Tér es parada imprescindible si vas a viajar a Budapest e Navidad

17. Descubre la Budapest más histórica en el Barrio Judío

Si te gusta la Historia tanto como a nosotros, seguro que estás deseando viajar a Budapest para descubrir lugares que reflejan las etapas más interesantes de su pasado. 

Empezamos confesando que tenemos cierta debilidad por los barrios judíos de Europa. Nos encantaron el de Cracovia y el de Praga, ¡así que no podíamos perdernos el aquincense! Y es que el Barrio Judío de Budapest (Erzsébetváros) es un área donde lo nuevo se junta con lo viejo, los turistas con los locales y la marcha nocturna con la religión.

Además de los ruin bar (de los que hablábamos antes), vas a poder descubrir varias sinagogas y memoriales. En ellos, podrás aprender más sobre los más de 500.000 judíos húngaros que fueron asesinados durante el Holocausto

La gran estrella de la zona es la Gran Sinagoga, la más grande de Europa (seguida por la de Ámsterdam y la de Sofía). Si ya por fuera te van a alucinar su tamaño y su arquitectura, en su interior encontrarás cosas tan interesantes como el Museo Judío de Hungría y el Árbol de la Vida, un evocativo homenaje.

Si quieres visitarla, te recomendamos conseguir tu entrada sin colas para la Gran Sinagoga de Budapest aquí

Aunque no está en Erzsébetváros (sino a un par de kilómetros al sur del Mercado Central), si tienes tiempo también puedes acercarte hasta el Centro Memorial del Holocausto de Budapest. Nosotros no estuvimos, así que aquí te dejamos la web del Holocaust Memorial Center para que eches un vistazo. 

La historia de los judíos húngaros es larga y compleja. Por eso, para no perderte nada, puedes apuntarte a este tour por el Barrio Judío de Budapest en español

Espectacular imagen nocturna de la Gran Sinagoga de Budapest, Hungría
La Gran Sinagoga, iluminada, ¡ni siquiera cabe en la foto!

– Otros lugares históricos que visitar en tu viaje a Budapest

Si quieres seguir profundizando en la Historia de Budapest, te recomendamos que te acerques a las ruinas de Aquincum (entrada incluida en la Budapest Card). Están a unos 8 kilómetros al norte del centro, en el punto justo donde los romanos crearon la ciudad… Y sí, es justo de esta palabra de donde deriva aquincense, el gentilicio de Budapest. 

Si te interesa más el pasado otomano de Hungría, puedes ir a ver la Tumba de Gül Baba, en Pest y no muy lejos del Puente de Margarita.

Seguimos avanzando, hasta la época del Imperio Austro-Húngaro. ¿Has escuchado hablar de Sissi Emperatriz? La que fue, dicen, su residencia favorita, está a unos 30 kilómetros al norte de Budapest y se puede visitar con una excursión de medio día al Palacio de Godollo en español

Para una idea más general de esta etapa, como siempre, puedes unirte a este free tour por el Budapest Imperial en español

Por último, ya en el siglo XX y enlazando con el Barrio Judío, tienes este free tour de la II Guerra Mundial en español y, por supuesto, el Museo Casa del Terror

Este edificio, en plena Avenida Andrássy, sirvió como lugar de detención, tortura y asesinato tanto para los nazis como para los comunistas. Hoy es, en nuestra opinión, el mejor museo que puedes visitar al viajar a Budapest. Más información en la web de Terror Háza

Panorama de las ruinas romanas de Aquincum cerca de Budapest, Hungría
Andrea estaba emocionado de visitar las ruinas romanas de Aquincum
Entrada del museo Casa del Terror de Budapest, Hungría
El Museo Casa del Terror es uno de los lugares más interesantes que visitamos en nuestro viaje a Budapest

18. Maneja los florines húngaros, la moneda de Hungría

Monetariamente hablando, Hungría está en la misma situación que otros países del centro de Europa, como Polonia o la República Checa. Pese a que, como veíamos en el primer punto, forma parte de la Unión Europea, conserva su propia moneda; en este caso, el florín (forint) abreviado como HUF.

Esta moneda tiene un valor bajísimo comparado con el euro, por lo que te vas a encontrar con unas cifras enormes a la hora de pagar durante tu escapada. En el momento de publicar este artículo, un euro valía, más o menos, 368 florines.

De todos modos, como siempre te decimos, aunque no suele haber grandes fluctuaciones, es importante que lo compruebes de nuevo antes de viajar a Budapest, ya sea en tu banco o, mejor, en apps o webs como por ejemplo xe

Se puede utilizar tarjeta de crédito prácticamente en todas partes, aunque es posible que te pidan gastar una cantidad mínima o te apliquen un pequeño porcentaje extra. También se puede pagar con euros en algunos lugares turísticos, e incluso vimos cajeros que los ofrecen. De todos modos, nosotros no los utilizamos.

Te recomendamos que utilices tu tarjeta de crédito o que saques el dinero (en florines) directamente del cajero. Éstos tienen siempre (deberían), como mínimo, una opción para utilizarlos en inglés. Huye de las típicas casas de cambio para turistas con comisiones abusivas.

¡Por cierto! Efectivamente “florín” viene de Florencia, puesto que allí se acuñaban monedas de oro. 

19. Qué llevar en tu maleta para viajar a Budapest

Aunque no vas a necesitar nada “del otro mundo”, es cierto que sí es necesario que recuerdes ciertas cosas a la hora de preparar la maleta para tu viaje a Budapest:

  • El enchufe que se utiliza en Hungría es el mismo de España y de gran parte de Europa, de tipo F. Tampoco tendrás problemas con el voltaje (230V 50Hz). De todos modos, si necesitas tener un adaptador de viaje puedes hacerte con uno aquí
  • Se puede beber agua del grifo en Budapest así que ¡no olvides tu botella de agua para rellenar! Así, ahorrarás dinero y contribuyes a reducir el consumo de plástico. Si todavía no tienes, puedes conseguir la tuya AQUÍ
  • Pese a que nos encanta planear con blogs (¡qué vamos a decir!), también somos de esos “románticos” que no pueden salir sin su guía de viaje en papel. Nuestras favoritas son las Lonely Planet Lonely Planet

Intenta también viajar ligero de equipaje. Para una escapadita de pocos días a Budapest no te hace falta facturar, lo cual es más rápido en el aeropuerto sino también más cómodo para moverte una vez allí. Además, te puede salir hasta más barato, pues cada vez más aerolíneas cobran el equipaje de bodega…

Bonito panorama de Budapest, Hungría
Esto no hace falta que lo aclaremos, pero es importante que lleves la ropa adecuada al clima de Budapest. Vestida así, en diciembre, no pasé frío

20. ¿Más tiempo? Haz alguna excursión

Es cierto que en los alrededores de Budapest no hay tantos big names como en las excursiones desde Múnich o las excursiones desde Praga, mismamente…

De todos modos, ¡los dos lugares más turísticos de la zona son súper interesantes! Además, se ven en medio día, por lo que seguramente te sea más fácil cuadrarlos en el planning de tu viaje a Budapest:

A 33 kilómetros al noreste de la ciudad están el Palacio Imperial de Godollo, el favorito de Sissi Emperatriz, y el enorme parque que lo rodea.

A 15 kilómetros al suroeste encontrarás el Memento Park, un parque donde se colocaron todas las estatuas comunistas que hubo en Budapest una vez terminada la dictadura.

Si ninguna de estas dos opciones te convence, y tú lo que quieres es hacer una excursión de un día desde Budapest, aquí te dejamos las más valoradas en español:

Si, en cambio, la capi húngara es una parada más de tu viaje por Europa y quieres complicarte lo menos posible, ¿has pensado en conocer Bratislava, Praga y Viena en 4 días desde Budapest? ¡Pintaza! 

Por último, si los grandes grupos no son lo tuyo y vas a viajar a Budapest con más gente, también tienes la opción de reservar una excursión privada con guía en español.

21. Consejo importante para viajar a Budapest: ¡Reserva todo con tiempo!

El último de estos consejos para viajar a Budapest no podía ser otro: ¡reserva todo con suficiente antelación!

Con esto nos referimos, especialmente, al alojamiento y a las actividades estrella de pago en la ciudad: las termas y el Parlamento. No está de más que estés pendiente también del crucero por el Danubio y los free tours.

Imagínate que llegas y no puedes hacer lo que tenías planeado porque está todo reservado…


¡Hasta aquí el artículo de hoy! Esperamos que te haya servido para planear tu escapada o, al menos, para conocer un poquito más la capital de Hungría.

Si tienes alguna duda más, o ya has estado y te apetece añadir alguno a esta lista de consejos para viajar a Budapest, los comentarios son todo tuyos. Seguro que, así, otros viajeros pueden beneficiarse de tu experiencia así que ¡muchas gracias!

Más información para viajar a Budapest:

  1. Qué hacer y qué ver en Budapest 
  2. Consejos para visitar el Parlamento de Budapest 
  3. Qué y dónde comer en Budapest
  4. Donde alojarse en Budapest: mejores zonas y hoteles baratos
  5. Cómo ir del aeropuerto de Budapest al centro
  6. Las mejores termas y balnearios de Budapest
  7. Qué hacer y qué ver en Praga

AHORRA y prepara tu viaje a Budapest

Seguro de Viaje Iati, con un 5% de descuento AQUÍ
Vuelos baratos a Budapest AQUÍ
Alojamiento al mejor precio en Budapest AQUÍ 
Excursiones, traslados y free tours en español en Budapest AQUÍ
Coches de alquiler baratos en Hungría AQUÍ
Guías de viaje más completas AQUÍ

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *