Hermosa vista de la Mezquita Azul en Estambul

Qué hacer y qué ver en Estambul

La lista de lugares que ver en Estambul ¡es (casi) interminable! De esto tienen la culpa su apasionante historia, la mezcla de culturas que podrás palpar en sus calles, la magnífica comida turca o su increíble arquitectura.

Si todo esto no te ha parecido suficiente, ¿conoces cualquier otra que te permita pisar suelo europeo y suelo asiático en apenas unos minutos?

Te vamos a demostrar que la antigua Constantinopla es una de las ciudades más mágicas del mundo con esta lista de 17 cosas que ver y que hacer en Estambul. ¡Empezamos!

La ciudad fue fundada por griegos, con el nombre de Bizancio, hacia el año 667 a.C. Durante la época de los Imperios Romano y del Bizantino (330-1453) era Constantinopla, por el emperador Constantino. Es Estambul solo desde 1930, 7 años después de la independencia y formación del país.

 

Hoy, sus casi 16 millones de habitantes, la convierten en la ciudad más poblada de Turquía ¡y de Europa! Pese a esto, y a ser también la principal meta turística y cultural del país, no es su capital. Perdió este “título” en favor de Ankara en 1923.

Ya vayas a hacer una escapada de unos días, o sea esta tu base para un tour por Turquía, ponte cómodo, que nos vamos a recorrer los mejores lugares que ver en Estambul.

0. Hacer un free tour por Estambul

Una buena opción para comenzar a visitar Estambul es unirse a un free tour.

Durante dos horas y media, podrás hacer una primera toma de contacto con la ciudad y conocer anécdotas curiosas de la mano de un guía en español que conoce a la perfección todos sus rincones. Cuando termine, tú mismo decides cuánto pagar en función de lo que hayas aprendido y disfrutado. Fácil, ¿verdad?

Te recomendamos, eso sí, reservarlo con tiempo, especialmente si vas a viajar en fin de semana o temporada alta. Puedes hacerlo aquí:

 

Además de este típico tour por los principales lugares que ver en Estambul, encontrarás otras visitas guiadas temáticas para conocer la ciudad desde una perspectiva diferente:

Si los grupos no son lo tuyo, siempre te quedará la opción de apuntarte a este tour privado por Estambul, ¡solo para ti y tus acompañantes!

Típica calle del barrio de Eminonu en Estambul
¡Bienvenido a Estambul!
Típico gato bebiendo en el centro de Estambul
¿Listo para perderte por sus calles?

 

1. Santa Sofía, lo primero que ver en Estambul

El verdadero símbolo y principal monumento que ver en Estambul es Santa Sofía o Hagia Sophia (Ayasofya, en turco). Obra maestra del arte bizantino, ejemplifica la mezcla de culturas y del legado histórico de la ciudad.

Se construyó entre los años 532 y 537, bajo el mandato de Justiniano I. Fue iglesia ortodoxa durante más de 900 años, hasta que en 1453 el Imperio Otomano la convirtió en mezquita, añadiendo nuevos y característicos elementos tanto a la fachada como al interior.

Santa Sofía fue luego un museo desde los años 30 (con Atatürk, fundador y primer presidente de Turquía) hasta 2020, cuando fue nuevamente convertida en mezquita

Sus cuatro minaretes y su cúpula de más de 30 metros de diámetro son los grandes protagonistas del skyline de Estambul.

El interior está organizado en torno a una gran sala principal rodeada de columnas y alumbrada tenuemente por sus características lámparas. Desde la segunda planta de Santa Sofía podrás disfrutar de una panorámica general del templo y, además, vistas únicas a la vecina Mezquita Azul a través de las ventanas. ¡Atento!

La mezquita de Santa Sofía está abierta al público durante todo el día, excepto durante los cinco rezos. Al ser uno de los principales lugares turísticos de Estambul, es recomendable hacerse con la entrada por adelantado y sin colas, especialmente si vas a viajar en temporada alta o fin de semana. Puedes elegir entre:

Vista de la preciosa Santa Sofía en Estambul
Santa Sofía es el lugar más importante que ver en Estambul
Impresionante interior de la antigua basilica de Santa Sofía, en Estambul
¡El interior es una auténtica maravilla!
Increíbles mosaicos bizantinos en el interior de Santa Sofía, en Estambul
Detalle de los mosaicos de Santa Sofía

 

2. El Palacio Topkapi

El impresionante Palacio Topkapi fue construido en 1456 y se convirtió en el símbolo del poder político del Imperio Otomano durante casi cuatro siglos. De hecho, fue residencia de 22 monarcas hasta 1853, cuando el sultán Abdülmecid se trasladó al Palacio de Dolmabahçe.

Rodeado por cinco kilómetros de muralla, la localización del palacio no podría ser mejor, pues está situado frente al Bósforo, el Mar de Mármara y el Cuerno de Oro.

Aun así, si por algo es el Palacio Topkapi uno de los lugares más turísticos que ver en Estambul es por su interior. Cuenta con cuatro patios y numerosas salas, todo decorado con arcos, azulejos y cúpulas a todo color.

Entre sus varias residencias y habitaciones se encuentran bibliotecas; colecciones de porcelana, relojes y armas; varias mezquitas, pabellones ¡y hasta establos! Pero, sin duda, sus principales atractivos son la sala con las reliquias de Mahoma (que nos perdimos, porque cierra antes que el resto) y el harén.

Este último es la zona que más nos gustó. No solo es bonito estéticamente, sino que su ambiente te traslada, de alguna manera, a épocas pasadas. El harén se paga a parte pero, please, ¡no te lo pierdas!

De nuevo, te recomendamos conseguir tu entrada anticipada y sin colas:

Patio interior del histórico palacio Topkapi en Estambul
Uno de los patios del palacio
Hermosas decoraciones en el Harem del Palacio Topkapi, Estambul
Decoración del harem en el Palacio Topkapi
Vista del histórica sala del Diwan del Palacio Topkapi, Estambul
¿Listo para sentirte como en Las Mil y Una Noches?

 

3. La Mezquita Azul, otra de las más importantes en Estambul

Completamos el trío de lugares imprescindibles que ver en Estambul con la que es, con permiso de Santa Sofía, la mezquita más importante de la ciudad.

La Mezquita Azul comenzó su construcción en 1609, por mandato del Sultán Ahmed I, de ahí que también sea conocida como Mezquita del Sultán Ahmed (Sultanahmed Camii, en turco).

En su exterior, donde destacan sus seis minaretes, su cúpula central alcanza 43 metros de altura y supera los 20 metros de diámetro.

Aun así, es su interior lo que la convierte en una de las mezquitas más bonitas del mundo. Más de 20.000 azulejos azules, originarios de la ciudad de Iznik, adornan su cúpula y techos. En ellos, además, se refleja la luz que entra por sus más de 200 vidrieras.

Como para el resto de las mezquitas de Estambul, recuerda que el código de vestimenta para acceder debe adecuarse a los requisitos. Además, si eres mujer, tendrás que cubrir tus hombros y cabello. Puedes llevar una pashmina preparada, o solicitarla en la entrada.

El templo está abierto durante todo el día (excepto durante los cinco rezos) y es gratuito. Si lo prefieres, puedes apuntarte a esta visita guiada por la Mezquita Azul

Retrato delante de la Mezquita Azul, en Estambul
Nosotros delante de uno de nuestros sitios preferidos que ver en Estambul. ¡Qué ganas de volver!
Impresionantes detalles del interior de la Mezquita Azul de Estambul
Detalle del espectacular techo de la Mezquita Azul

 

4. Plaza de Sultanahmet y alrededores, donde están los principales lugares que visitar en Estambul

Sultanahmet es uno de los distritos más animados y el centro neurálgico de la ciudad. Allí se concentran varios de los lugares más turísticos que ver en Estambul (entre ellos, los tres anteriores) y, vayas cuando vayas, encontrarás tanto viajeros como locales.

En su plaza principal, podrás pararte a descansar entre Santa Sofía y la Mezquita Azul mientras degustas alguno de los panecillos típicos que encontrarás en los numerosos carritos de pan y demás tentempiés típicos de la gastronomía turca. Si una de las llamadas a la oración del día te pilla entre ambos templos, ¡vivirás una experiencia viajera inolvidable!

Al lado de la Mezquita Azul encontrarás los restos del gran Hipódromo, que en la vieja Constantinopla acogía a más de 100.000 espectadores. En este espacio está la Columna de Constantino, construida por mandato del mismo emperador para conmemorar la declaración de Bizancio como capital del Imperio Romano. Cerca tienes el monumento más antiguo de Estambul: el Obelisco de Tutmosis III, trasladado desde Luxor en el año 390 por orden del emperador Teodosio I.

También cerca de Sultanahmet están el Parque Gülhane, el más antiguo de la ciudad (1912) y dos de los museos más importantes que ver en Estambul: el Arqueológico y el de Arte Turco e Islámico.

Vista del famoso Hipódromo de la antigua Costantinopla
El Hipódromo, junto a Sultanhamet, es una amplia y agradable plaza
Hermoso detalle de las flores del Parque Gulhane de Estambul
Tulipanes en el bonito parque Gulhane
Interior del museo arqueológico de Estambul
Interior del museo arqueológico, uno de los más importates que ver en Estambul

 

5. El Bósforo y el Cuerno de Oro

Uno de los lugares más mágicos que ver en Estambul es la unión natural entre el Bósforo, el Cuerno de Oro y el Mar de Mármara. No sólo por ser uno de los escenarios históricos mejor conservados del mundo, sino porque allí mismo se juntan (¿o se separan?) los continentes europeo y asiático, lo cual verás sin problemas.

El Cuerno de Oro es el nombre con el que se conoce el estuario situado en el inicio del estrecho del Bósforo, en la orilla europea. Tiene 4 puentes:

  1. Haliç (puente del Cuerno de Oro)
  2. Eski Gálata (viejo puente Gálata)
  3. Puente de Atatürk (Atatürk Köprüsü)
  4. Puente de Gálata (el más conocido)

Junto a este último podrás encontrar una animada zona con algunos de los mejores restaurantes donde comer en Estambul y pequeños puestos ambulantes, además de los típicos pescadores con sus cañas. Muchos de ellos venden sus productos frescos recién pescados del mismísimo Bósforo, es más, son famosos los bocadillos de pescado junto al puente de Gálata. ¿Te gustaría probarlos?

Te recomendamos acabar tu día disfrutando de un té sentado sobre cojines junto al Bósforo. Y es que que los atardeceres desde este rincón del mundo, entre dos continentes, son una maravilla.

Ahora bien, la forma más especial para disfrutar de zona es, cómo no, dando un paseo en barco. Hay varias modalidades, para todos los bolsillos:

Impresionante vista desde el Puente de Galata del centro antiguo de Estambul
Panorama del animado Puente de Galata
Pescadores en el puente de Galata en Estambul
Pescadores en el puente de Gálata, con la torre del mismo nombre de fondo

 

6. Torre y Barrio de Gálata, uno de nuestros favoritos que ver en Estambul

En el distrito de Beyoglu, orilla norte del Cuerno de Oro, se encuentra el Barrio de Gálata. Es uno de nuestros favoritos, por cierto, donde alojarse en Estambul.

Te aseguramos que pasear por sus estrechas y empinadas callejuelas, mientras echas un ojo a las múltiples tiendas y restaurantes, es uno de los mejores planes que hacer en Estambul. El barrio tiene también mucho “rollito”, con street art y rinconcitos de aire “decadente”. Por la noche, es la zona más animada.

Gálata tuvo su esplendor en la Edad Media. Allí, separados de la ciudad porque no había puentes sobre el Bósforo, se asentaban los mercaderes cristianos procedentes de las Repúblicas Marineras italianas (Pisa, Amalfi, Génova y Venecia). Desde el siglo XV concentra la comunidad judía más importante de la ciudad (de ahí que haya varias sinagogas). A día de hoy, sigue siendo el barrio más multicultural que ver en Estambul.

Sin duda, la gran protagonista de la zona de la Torre de Gálata.

Construida en 1348, esta construcción fortificada fue nombrada originalmente Christea Turris (“Torre de Cristo”) por la colonia genovesa de Constantinopla. De estilo románico, tiene casi 67 metros de altura divididos en nueve plantas.

En los años 60, la Torre de Gálata se abrió al público como museo y mirador. Arriba hay restaurante y una terraza a 52 metros de altura (tiene ascensor). ¿Te imaginas qué vistazas al Bósforo tendrás desde ahí arriba?

Si te interesa, puedes apuntarte a este tour por el barrio de Gálata en español.

  • Abierto de 8’30 a la medianoche
  • 130 liras
Escaleras en el barrio de Gálata en Estambul
Escaleras en el barrio de Gálata de Estambul
Típico callejón del barrio de Galata en Estambul
Esperamos, eso sí, que tengas más suerte que nosotros con el clima…
Interior de una tienda de regalos en el barrio de Galata
Tiendas de regalos con el típico ojo turco en el barrio de Gálata

 

7. Mezquita Nueva

Cruzamos de nuevo el Puente de Gálata, para llegar a la Mezquita Nueva (o Yuni). Por su situación, ésta es una de las más visitadas y, en nuestra opinión, una de las más majestuosas que ver en Estambul.

Con 2 minaretes y 66 bóvedas, que rodean su cúpula central de 36 metros de altura, llama muchísimo la atención su imponente silueta erigiéndose sobre el Bósforo.

El gran complejo construido a partir de la Mezquita Nueva contaba, en sus orígenes, con un gran patio porticado, un hospital, una escuela ¡y hasta un palacio! Actualmente, este templo es el resultado de varios proyectos impulsados por féminas, durante el periodo conocido como Sultanato de las Mujeres.

El primero de ellos, de finales del siglo XVI, se debe a la Sultana Safiye y dado su alto coste, quedó inacabado. Tras ser uno de los edificios dañados durante el Gran Incendio de Estambul de 1660, la Sultana Turhan Hatice retomó el proyecto para reconstruir y acabar la Mezquita Nueva en 1663. El nombre completo en turco rinde homenaje a esta última: Nueva Mezquita de la Madre Sultana (Yeni Valide Sulan Camii).

La Mezquita Nueva está prácticamente pegada al Mercado de las Especias o Bazar Egipcio, del que hablaremos más abajo.

Patio de la Mezquita Nueva en el barrio Sirkeci de Estambul
El imponente patio de la Mezquita Nueva, en Estambul

 

8. Mezquita de Solimán, quizá nuestra favorita que ver en Estambul

Y de la mezquita más imponente por fuera nos vamos a la que más nos gustó por dentro: la de Solimán. Está en la zona universitaria, por lo que es algo menos turística, ¡pero te aseguramos que es una de las más espectaculares que ver en Estambul! Es más, hasta 2019 era la más grande de la ciudad.

Como imaginarás por su nombre, fue el Sultán Solimán I el Magníficoquien ordenó su construcción en 1550. Su originalidad es que, a diferencia del resto de construcciones de la época, se alejaba del modelo bizantino de Santa Sofía para inspirarse más en la arquitectura simétrica italiana.

Para la decoración de la mezquita se jugó con la representación de Solimán como un nuevo Salomón, con constantes referencias a su templo.

A lo largo de la historia, la mezquita ha sido reconstruida en varias ocasiones tras sufrir incendios y terremotos. Por ejemplo, durante la I Guerra Mundial (en la que participó el Imperio Otomano, apoyando a la Triple Alianza) sufrió un incendio tras un accidente con las armas que almacenaba en su patio. Esto ha modificado su aspecto exterior e interior, dotándolo de nuevos elementos que la convierten en una mezcla de varios estilos artísticos, incluyendo centro-europeos. En 1956 fue restaurada por última vez.

Impresionante interior de la Mezquita de Solimán en Estambul
Detalle del interior de la Mezquita de Solimán
Mirando el Interior de la increíble Mezquita de Soliman
Interior de la increíble Mezquita de Soliman

 

9. Principales mercados que visitar en Estambul: El Gran Bazar y el de las Especias

Una de las principales actividades que hacer en Estambul (y en cualquier viaje por el mundo árabe-musulmán) es perderse por sus mercados, bazares o zocos. Además de encontrar prácticamente cualquier cosa, en ellos conocerás un poquito cómo es el día a día de los locales, mientras descubres nuevos olores, colores y sabores. ¡No te vas a aburrir!

El Gran Bazar es el principal mercado que visitar en Estambul, y uno de los más grandes y antiguos del mundo. Construido en 1464 por Mehmed II, fue símbolo del poderío económico del Imperio Otomano.

Hoy, tiene unos 4.000 puestos que se reparten en 64 avenidas y 16 patios, por gremios: joyería, textil y orfebrería, especias, alfombras…

Otro de los mercados de obligada visita es el Bazar de las Especias, especializado en delicias dulces, frutos secos y, evidentemente, especias.

Su origen se remonta a 1663, durante la construcción de la Mezquita Nueva (que está al lado), para mantenerla económicamente. Entonces, Estambul era uno de los principales nudos comerciales del mundo… gracias, precisamente, a las especias que llegaban de India y el Sudeste Asiático y se distribuían por el Mediterráneo.

El Mercado de las Especias está cubierto, y es más pequeño y “relajado” que el Gran Bazar, y también que el Bazar Arasta. Este último está junto a la Mezquita Azul y, aunque es bonito estéticamente, es bastante más turístico que local.

Los principales mercados de la ciudad abren, más o menos, de 9 a 19 horas, y cierran los domingos. Regatear, por supuesto, es una práctica común e inevitable.

Típica calle del Gran Bazar de Estambul
Ambiente en el Gran Bazar, el más turístico que visitar en Estambul
Puesto de especias en el Bazar Egipcio de Estambul, en Turquía
Puesto de especias en el Bazar del mismo nombre

 

10. Disfrutar de la comida turca, algo imprescindible que hacer en Estambul

No lo vamos a negar: uno de los grandes atractivos para visitar Estambul es, sin duda, la gastronomía. ¡Qué rico se come por allí!

La comida turca es una de las mejores del mundo gracias a su gran variedad, la riqueza de sus sabores y la calidad de sus materias primas. Esto es, por supuesto, fruto de la mezcla de gastronomías asiáticas y europeas (especialmente de la comida típica griega).

El pan y la carne ocupan un lugar especial. No es de extrañar, pues, que el plato mundialmente conocido sea el kebab, que encontrarás prácticamente en cualquier lugar y momento mientras recorres los principales lugares que ver en Estambul.

Aunque éste nos encanta el kebab, nos quedamos con la variedad que ofrece el meze. Es una tabla de entremeses o entrantes, tanto fríos como calientes, estilo tapas.

Por otro lado, uno de los pescados a la brasa más buenos que hemos probado ha sido precisamente en Estambul. Pásate por los alrededores del Puente de Gálata y nos cuentas…

Si eres de los que siempre está listo para el postre, ¡prepárate! Y es que los turcos son los responsables de las famosas delicias dulces y de las baklava…

Para beber, podrás elegir entre café o té turco, zumos frescos o ayran, un delicioso yogur líquido.

Como la lista puede ser interminable, aquí te contamos con más detalle los 20 platos típicos que comer en Turquía. Y si estás hecho un viajero foodie o, simplemente, no quieres perderte nada, puedes apuntarte a este tour gastronómico por Estambul en español.

Bebiendo en uno de los numerosos restaurantes del puente de Galata
¡Chin chin desde uno de los restaurantes del Puente de Gálata!
Deliciosos baklavas que se pueden comer en Estambul
Comer baklava es algo imprescindible que hacer en Estambul
Mujeres preparando el típico pan de Estambul
Mujeres cocinando pan en uno de los restaurantes de Estambul

 

11. Basílica Cisterna, uno de los sitios más originales que ver en Estambul

La Basílica Cisterna, también conocida como el Palacio Sumergido (¡ahora verás por qué!) está a tiro de piedra de Sultanahmed.

Es la más grande y famosa de las cerca de las las 60 cisternas que se construyeron en la ciudad durante la época bizantina. Fue Justiniano I quien mandó su creación en el año 532.

Se dice que esta cámara subterránea, donde hay incluso peces, tiene un tamaño similar al de una catedral. Hay un total de 336 columnas de mármol, de 9 metros; las más populares son la de la Cabeza de Medusa y la “llorona”.

El agua, por lo visto, llega a la cisterna tras recorrer los 19 kilómetros que separan Estambul del Bosque de Belgrado (principal pulmón de la ciudad), mediante un acueducto levantado en la misma época.

Dado que la Basílica Cisterna es un tipo de construcción que no abunda en otras zonas del mundo, te aconsejamos que la añadas a tu lista de lugares que ver en Estambul. Además, el ambiente que se respira ahí abajo, rodeado de agua y con una tenue luz, es bastante especial. Puedes recorrerla por libre o apuntarte a esta visita guiada por la Basílica Cisterna.

¡Por cierto! En su podrás “pecar” con una de las turistadas más típicas de Estambul: fotografiarte vestido como todo un sultán o sultana. Tienen variedad de trajes y accesorios y podrás llevarte desde una única foto impresa como recuerdo hasta un auténtico book digital. Nosotros no nos lo perdimos, pagamos alrededor de 25 euros y nos seguimos echando unas buenas risas cuando vemos las fotos. ¡Mola!

  • Abierta de 9 a 18’30 horas en verano (hasta las 17 en verano)
  • 190 liras
Disfrazados de sultanes en la Basílica Cisterna, Estambul
¡Así de guapos quedamos en la Basílica Cisterna!
Interior de la hermosa Basílica Cisterna, en Estambul
El impresionante interior de la Basílica Cisterna, en Estambul

 

12. Istiklal Caddesi y Plaza Taksim

Cambiamos totalmente de rumbo para llegar a la calle más famosa de Estambul: Istiklal Caddesi o “Avenida de la Independencia”.

Siempre abarrotada por locales, es una de las zonas más modernas y llenas de vida. A lo largo de sus 3 kilómetros se suceden tiendas, boutiques, galerías de arte, librerías, bibliotecas, teatros, cines, cafeterías, pubs… Además de la única arquitectura propiamente turca del siglo XIX que queda.

Recorriendo Istiklal Caddesi encontrarás varios lugares interesantes que ver en Estambul:

  • Iglesia de San Antonio de Padua, templo católico más importante de la ciudad y donde predicó durante una década Juan XIII antes de ser Papa
  • Cicek Pasaji, una elegante y clásica galería cubierta llena de restaurantes, cafeterías y bodegas, inaugurada en 1876.
  • Museo de la Inocencia, creado por Orhan Pamuk (escritor turco premio Nobel de Literatura), narra la vida de una familia de clase media en la Estambul de los años 70 hasta el 2000, al igual que el libro homónimo

 

En uno de sus extremos, la avenida desemboca en la Plaza Taksim, escenario de protestas políticas a lo largo de la historia. Está presidida por el Monumento a la República, inaugurado en 1928 para conmemorar el quinto aniversario de la fundación de Turquía. Hoy, alrededor de la plaza, numerosas cadenas internacionales de comida rápida se mezclan con lujosos hoteles donde alojarse en Estambul.

Desde la plaza se puede tomar un tranvía vintage, que recorre toda la avenida hasta el Tünel (1875), la línea de metro más antigua del mundo tras la de Londres (1863). Además de ser toda una experiencia, es una buena opción para evitar la empinada cuesta….

Típico tranvía antiguo que pasa por Istiklal Caddesi
El famoso tranvía que une Istiklal Caddesi y la Plaza Taksim
Ambiente nocturno en la animada Istiklal Caddesi de Estambul
¡Pasear por esta zona de noche es un planazo que hacer en Estambul!
Parada de Tünel para ir a Karaköy desde Istiklal Caddesi, Estambul
Por supuesto, probamos el famoso Tünel

 

13. La Mezquita Ortaköy

Y es momento ahora de descubrir una de las mezquitas más originales que que ver en Estambul ¡y en el mundo! Se trata de la mezquita de Ortaköy, situada prácticamente sobre las aguas del Bósforo en la orilla occidental.

Construida entre 1854 y 1856 en un estilo neobarroco otomano, se diferencia del resto de mezquitas de la ciudad por sus grandes ventanales que inundan de luz su interior. La idea de sus diseñadores era aprovechar el reflejo del sol sobre el Bósforo para que entrara con fuerza al interior de la mezquita. Su exterior, de piedra blanca, y su cúpula central con mosaicos rosados nos encantaron.

Como curiosidad, la caligrafía de algunas decoraciones interiores es obra del propio sultán Abdülmecit, quien la mandó construir.

Por último, te recomendamos que camines por los alrededores de la Mezquita Ortaköy; estarás en una de las zonas más animadas de la ciudad

Esta zona está bastante retirada del centro, a unos 8 kilómetros de Sultanahmet. Para llegar cómodamente, quizá te conviene utilizar el bus turístico de Estambul.

Impresionante vista desde la mezquita Ortakoy, junto al Bósforo
La mezquita Ortakoy, junto al Bósforo

 

14. Palacio de Dolmabahçe

El Palacio de Dolmabahçe está a un par de kilómetros del punto anterior, también en la orilla occidental del Bósforo. Aunque actualmente es uno de los museos más interesantes que ver en Estambul.

Construido a mediados del siglo XIX, es el primer palacio de estilo neobarroco europeo en la ciudad. Esta influencia se palpa en el exterior y, sobre todo, en la decoración del interior, que tomó Versalles como inspiración. Se utilizaron 14 toneladas de oro para decorar el techo y, entre los lujos de la decoración de sus 285 estancias, hay numerosos elementos de cristal de Bohemia y Baccarat. De hecho, en su sala central se encuentra la araña de cristal de Bohemia más grande del mundo, regalo de la reina Victoria de Inglaterra.

No puedes perderte el selamlik, el conjunto de estancias administrativas del palacio, donde destaca el salón del trono. El harén, incluyendo el dormitorio personal del sultán, y el Museo del Reloj también merecen la pena.

El Palacio de Dolmabahçe fue la residencia oficial de los sultanes turcos hasta 1923, y el presidente Mustafa Kemal Atatürk pasó aquí sus últimos años hasta su fallecimiento en 1938.

 

15. Qué ver en la parte asiática de Estambul

La parte asiática es una zona un poco menos turística que visitar en Estambul. De todos modos, también guarda pequeñas sorpresas que, si tienes tiempo, te invitamos a descubrir.

Lo más destacable de la orilla oriental es el Barrio de Üsküdar. Además de sus mercados callejeros y su lonja de pescado, el barrio cuenta numerosas mezquitas: Mezquita de Aziz Mahmud Hüdayi, Mezquita de Mihrimah Sultan, Mezquita de Cinili o la Mezquita de Atik Valide.

También en la parte asiática se encuentra el barrio de Beylerbeyi, junto a las aguas del Bósforo y donde está el Palacio del mismo nombre. Construido en la década de 1860, y de estilo europeo, fue la residencia de verano para los sultanes del Imperio Otomano durante años.

Para llegar a la Estambul asiática, puedes recurrir a los ferris que salen desde >el embarcadero de Eminönü, y desde los que podrás disfrutar de unas vistas únicas: Europa y Asia separadas por unos metros. En el momento de publicar este artículo, el precio por viaje es 2’5 Liras Turcas (unos 0,50€). También aquí llega el bus turístico.

Otra opción es apuntarse a alguno de estos tours, con transporte incluido:

 

16. Estación Sirkeci, la del Orient Express

La Estación Sirkeci es otro de esos lugares originales que visitar en Estambul… especialmente si te gusta tanto leer como a nosotros.

Situada cerca del Palacio Topkapi y del puerto de Eminönü, de esta estación partía el famoso tren Orient Express, que unía la entonces Constantinopla con París.

Los más de 3.000 kilómetros que separan ambas ciudades han quedado en el imaginario viajero como uno de los trayectos más especiales. Buena parte de esta fama se debe a Agatha Christie, quien lo tomó como escenario de una de sus novelas más célebres: Asesinato en el Orient Express. Te suena, ¿verdad?

La estación fue construida en 1890 y se conserva tal cual, siguiendo los cánones estilísticos otomanos de la época. Su fachada, en tonos rosáceos, y su hall de entrada son verdaderamente impresionantes. Tanto las vidrieras como la decoración interior de sus salas se mantienen fieles a las originales. Créenos, ¡el ambiente que allí se respira es mágico!

Sirkeci está considerada actualmente un edificio histórico. Si necesitas tomar el tren, tendrás que dirigirte a la terminal Marmaray Sirkeci, justo al lado.

Interior de la Estación Sirkeci en Estambul
Interior de la Estación Sirkeci, de donde salía el Orient Express
Museo del Orient Express en la estación Sirkeci de Estambul
El pequeño Museo del Orient Express te encantará si vas a visitar Estambul con niños

 

17. Fatih y Balat, zonas menos turísticas que ver en Estambul

Queremos aprovechar esta lista para mencionarte también otras zonas de Estambul menos turísticas que nos gustaron mucho.

El Barrio de Balat está en la parte europea de Estambul. Allí se asentaron los judíos sefarditas expulsados de España en el siglo XV, y muchos de ellos se quedaron hasta 1950, cuando emigraron a Israel.

Además de por su interesante historia, pasear por este barrio merece la pena por lo colorido de sus casas (especialmente en la calle Merdivenli Yks) y por una oferta de restaurantes y cafeterías de lo más moderna.

Tras décadas de abandono, un proyecto de recuperación de la Unesco convirtió a Balat en la zona más alternativa que ver en Estambul. Galerías de arte, boutiques bohemias y tiendas ecológicas se reparten por este barrio, cuya arteria principal es la calle Vodina. En ésta, por cierto, está la Sinagoga Ahrida, una de las más antiguas de la ciudad.

A tan solo unas calles de distancia encontrarás algo totalmente diferente. Y es que el Distrito de Fatih es la zona islámica ortodoxa de Estambul, una buena muestra de la mezcla cultural de la sociedad turca.

El centro neurálgico del barrio es la Mezquita de Fatih, reconstruida en el siglo XVIII y cuya enorme cúpula, que supera los 25 metros de diámetro, es visible desde varios puntos de Estambul. La Sehzada, del siglo XVI, es la otra gran mezquita de la zona.

También te recomendamos que te acerques al Parque Saraçhane. Cerca de éste se encuentra el acueducto Valente, del siglo IV, que llevaba el agua a la ciudad ya en la época bizantina.

 

17+1. Otros lugares que ver en Estambul

No queríamos terminar este artículo sin mencionar otros lugares que ver en Estambul y planes que hacer en la ciudad que son, quizá, menos conocidos. ¡A ver qué te parecen!

  • Hammam turco. Sala fría, templada y caliente, baños de vapor, exfoliaciones… ¿Se te ocurre un plan mejor para acabar una larga jornada de turismo que probar este tradicional baño de origen otomano? Reserva tu baño turco aquí
  • Palacio de la princesa Hatice Sultan. La hermana de Solimán fue una de las mujeres más destacadas del Imperio Otomano. Este palacio, junto a las aguas del estrecho, fue construido a finales de 1800 en un estilo que se aleja de las tendencias orientalistas
  • Iglesia San Sergio y San Baco. Edificio bizantino del siglo VI que inspiró la construcción de Santa Sofía
  • Eyüp. Barrio más conservador de Estambul, donde podrás visitar la mezquita del mismo nombre y el mirador del café Pierre Loti. Éste está situado sobre la colina donde se asienta el barrio (puedes subir en funicular) y junto a su cementerio; ¡las vistas son increíbles!
  • Espectáculo de Derviches Giróvagos. Originada en el siglo XIII entre los seguidores del poeta Rumi, la sama (danza que bailan estos tradicionales bailarines turcos) es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Apúntate a un espectáculo de Derviches Giróvagos aquí
  • Excursiones de un día desde Estambul: Ruinas de Troya, Islas del Príncipe, Gallipolli o Bursa. También es posible hacer una excursión en avión a la Capadocia desde Estambul

 

Mapa: Qué ver en Estambul

¡Hasta aquí el artículo de hoy! Esperamos que hayas disfrutado de este paseo por la antigua Costantinopla y, sobre todo, que la información te haya servido para planear tu escapada o viaje por Turquía.

Si tienes alguna duda, o ya has estado y quieres recomendarnos más lugares que ver en Estambul, puedes dejar un comentario por aquí abajo. Seguro que, con tu experiencia, ayudas a otros viajeros así que tesekkür ederim!

 

– Más información para viajar a Turquía

  1. Cómo ir del aeropuerto de Estambul al centro
  2. Comida típica de Turquía
  3. Qué ver en Turquía
  4. Dónde alojarse en Estambul 
  5. Mejor seguro de viaje a Turquía

 

AHORRA y prepara tu viaje a Turquía

Seguro de Viaje Mondo, con un 5% de descuento AQUÍ
Vuelos baratos a Estambul AQUÍ
Alojamiento al mejor precio AQUÍ
Excursiones, traslados y free tours en español en Turquía AQUÍ
Coches de alquiler baratos en Turquía AQUÍ
Guías de viaje más completas AQUÍ

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido, viajero!

Somos Paula y Andrea, una española y un italiano tan locos por viajar como tú. 
Nos conocimos en Londres, donde vivimos seis años, y luego hemos pasado cuatro en Australia.
Ahora estamos, entre viaje y viaje, temporalmente en España. 
Aquí te contamos más

No te quedes sin el mejor seguro de viaje, ¡con descuento!

¿Dónde quieres ir?

Destinos destacados

Consejos para viajar