Viaje a Baviera en 6 días por libre

¿Eres un apasionado de la Historia? ¿Disfrutas leyendo y viendo pelis sobre el nazismo? ¿Te gusta la arquitectura medieval? Si has respondido que sí a cualquiera de estas preguntas, ¡añade ahora mismo un viaje a Baviera en tu wish list!

¡Esta zona es perfecta para hacer un road trip! Las distancias no son muy grandes, se conduce genial y los precios no son tan altos como se pueda pensar.

Baviera, además de ser la región más rica de Alemania, es una zona con mucho que ver, y muy variadito. Desde una metrópolis como Munich, a varios lugares tristemente imprescindibles en la Segunda Guerra Mundial, pasando por la Romantic Strasse con sus pueblecitos de cuento. ¿Te vienes de viaje a Baviera?

En principio, íbamos a pasar un finde largo en Munich visitando a unos amigos y haciendo excursiones a Dachau y el castillo de Neuschwanstein. Cuando vimos que podíamos volar a Nuremberg, se nos encendió la bombillita y decidimos aprovechar para conocer la ciudad de los famosos juicios. Ya puestos, no podíamos pasar Rothenburg por alto… Al final, salió un viaje a Baviera con una ruta genial y muy adaptada al tiempo que teníamos. Como única pega, habría estado bien tener un día más en Nuremberg, para ver mejor el centro y visitar su castillo.

Reserva AQUÍ tu coche para recorrer Baviera

Puedes adaptar esta ruta perfectamente, según los días que tengas y los lugares que más te apetezca ver. Otros viajeros tienen más días y añaden más ciudades bábaras, como Bamberg o Ratisbona, la Selva Negra o, incluso, la zona de Salzburgo y los Alpes austriacos a la ruta. ¡Las posibilidades son infinitas!

Nosotros llevábamos mucho tiempo queriendo hacer este viaje a Baviera, y teníamos las expectativas altas. Aun así, nos gustó tanto que, al volver, Andrea ha empezado a aprender alemán… Das ist richtig!! 😉

DÍA 1: Llegada a Núremberg

Centro de Núremberg

Nuestro viaje a Baviera comenzó en la tristemente famosa ciudad de Núremberg.

Desde el aeropuerto tomamos el metro hasta la Estación Central. Te damos las opciones para llegar al centro de Núremberg desde el aeropuerto en este post:

Cómo llegar al centro de Nuremberg desde el aeropuerto

Llegamos al centro ya por la tarde, por lo que sólo pudimos dar un paseo por el centro cuando estaba casi anocheciendo. Pasamos por la muralla, el camino de los Derechos Humanos y las plazas de Lorenzer Platz y Markplatz. Cenamos, cómo no, codillo, en un restaurante rico y con mucho ambiente sobre el río Pegnitz.

Atardecer en el paseo de la muralla en Nuremberg en Alemania
De paseíto por la muralla de Nuremberg

DÍA 2: Qué ver en Núremberg

Palacio de Justicia y Centro de Documentación del Partido Nazi

En el segundo día de este viaje a Baviera recorrimos los lugares que nos trajeron a Núremberg. Si te gusta la Historia, estamos seguros de que esto te va a interesar:

Caminamos hasta el Palacio de Justicia, donde se celebraron los Juicios de Nuremberg contra los nazis. Allí se puede visitar el Memorial y la famosa sala 600. Es bastante fuerte pisarla, te llegas a sentir como en una de las pelis que tantas veces habrás visto… de hecho, se conservan el reloj y algunos bancos de entonces. Además de la sala, el museo es muy interesante, pues te cuenta un poco la historia del nazismo, de la Segunda Guerra Mundial, y tiene un apartado sobre otros genocidios del mundo. Duro, pero necesario.

Después fuimos, también andando (esta vez, ¡en contra de nuestra voluntad!) hasta el Centro de Documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi. No es un lugar muy turístico, pero creemos que es imprescindible si te interesa el tema. Esta enorme obra fue construida por los nazis para usarlo como lugar de reunión, aunque nunca se llegó a utilizar. Hoy, es un museo y lugar de investigación muy completo. Paradójicamente, al lado había una feria…

Al salir, caminamos (por tontos) tooooda la Grosse Strasse. Volvimos al centro ya al final de la tarde para descansar de tanta caminata y disfrutar del buen tiempo en las terracitas del centro de Nuremberg. No nos esperábamos ese ambientillo para nada, ¡y lo disfrutamos un montón!

Visita al Palacio de Justicia de Nuremberg y el Centro de Documentación del Partido Nazi

Interior de la sala 600 en el Palacio de Justicia en la ciudad de Nuremberg en Alemania en el viaje a Baviera
Es increíble estar en la sala 600
Panoramica del centro de documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi en Nuremberg en Alemania
Exteriores del centro de Documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi

DÍA 3: Rothenburg ob der Tauber y la Ruta Romántica

Empezaba la parte de road trip de este viaje a Baviera y, al fin, ¡íbamos a conocer el precioso pueblo de Rothenburg! Recogimos nuestro coche de alquiler, y en menos de una hora y media desde Núremberg, estábamos allí.

En este pueblecito medieval de auténtico cuento disfrutamos como niños. Visitamos la Markplatz, el archiconocido Plönlein, y las iglesias de St. Jakob y Franciscan Friary. Por supuesto, no pudimos resistirnos a entrar en sus tiendas de artesanía (si vas con peques no vas a salir de la juguetería de la plaza en un buen rato) o de enormes bolas de galleta con diferentes chocolates, pero la estrella es la de la Navidad. Tampoco te puedes perder su muralla medieval. Está súper bien conservada y se puede subir y recorrer un poco. Último consejo cobre Rothenburg ob der Tauber: ¡Lleva tu cámara bien cargada!

Después, tomamos la Romantic Strasse y, entre paisajes verdes increíbles, llegamos a Dinkelsbuhl. Éste es otro bonito pueblo medieval, aunque más grande y menos turístico que Rothenburg. Allí dimos un paseo y visitamos su muralla, la iglesia de St. Georg y el Weinmarkt.

Tras hacer una breve parada (porque no había prácticamente nada ni nadie en la calle) en el centro de Nordlingen, ciudad construida sobre un cráter de hace millones de años, llegamos a Fussen ya de noche.

Visitar Rothenburg ob der Tauber y la Ruta Romántica

Frente al famoso Plönlein en Rothenburg en el viaje a Baviera en Alemania
El precioso Plonlein de Rothenburg ob der Tauber
Pasillo de las bonitas murallas medievales de Rothenburg en Alemania
Imposible resistirse a un paseíto por la muralla de Rothenburg, ¿no crees?

DÍA 4: Castillo de Neuschwanstein y Fussen

Uno de los platos fuertes de cualquier viaje a Baviera (por no decir a Europa) es este espectacular castillo. ¡No te lo puedes perder durante tu ruta!

Como no habíamos comprado las entradas online, llegamos y nos tocó esperar… ¡menos mal que el entorno del castillo es precioso! Después de un rato haciendo tiempo por los prados a los pies de los Alpes, y de echar un ojo a la coqueta iglesia de San Coleman, cerquita del pueblo de Schwangau, llegó nuestro turno. Decidimos subir en el microbús y bajar caminando. El trayecto no es duro y, además, las vistas son preciosas.

Para no romper la tradición, en el viaje a Baviera teníamos que encontrarnos algo cerrado… el puente de Marienbrüke, desde donde mejores vistas hay hacia el castillo, estaba en obras. ¡Para la próxima!

Si quieres visitar el castillo de Neuschwanstein es obligatorio entrar en un grupo y con guía. Aunque solo ir para verlo por fuera ya merecería la pena, te recomendamos entrar. El interior es muuuuy bonito e interesante, nosotros no lo esperábamos así y nos gustó mucho. Cuando acabamos, bajamos de nuevo hacia el castillo de Hohenschwangau, que en esta ocasión decidimos no visitar, y una de las grandes sorpresas del viaje: el lago Alpsee, ¡menuda preciosidad! Si te gustan las fotos, vas a estar un buen rato allí.

Una vez acabamos con el castillo y alrededores, volvimos a Fussen. Allí comimos en una pizzería y dimos un paseo por el centro. El pueblo de Fussen es bonito y tiene un ambiente de montaña muy chulo, pero después de haber estado en Rothenburg, como que no acabamos de sentir el flechazo…

Y ya tocaba ponerse de nuevo en camino. Nos hubiera gustado hacer alguna parada rumbo a Múnich, pero entre que había cortes en las carreteras y que se estaba haciendo de noche, lo dejamos para otra ocasión. La iglesia de Wies, de estilo rococó y Patrimonio de la Humanidad, y el pueblo de Oberammergau eran nuestros candidatos.

Visitar el Castillo de Neuschwanstein. Cómo llegar

Precioso paisaje de los alpes bávaros cerca de la ciudad de Fussen y de l castillo de Neuschwanstein en Alemania
Aquí tienes el paisaje de cuento de los Alpes bávaros
Panoramica cerca del castillo de Neuschwanstein en el viaje a Baviera en Alemania
«Imponente» es poco para describir el castillo de Neuschwanstein

DÍA 5: Campo de concentración de Dachau

Como ya te hemos comentado, nos encanta la Historia, así que una de las principales razones que nos empujó a hacer este viaje a Baviera fue visitar el campo de concentración de Dachau. Fuimos desde Munich por libre, pronto por la mañana, y pasamos casi 6 horas visitando cada rincón. Creemos que se puede ver en la mitad de tiempo, pero somos unos apasionados del tema, y tenemos que reconocer que este lugar nos impresionó aún más de lo que imaginábamos.

El campo se puede visitar por libre, con audioguías, y es gratis. Es un lugar tranquilo, que no tiene tanto turismo como, por ejemplo, Auschwitz.

Avisamos de que la visita a Dachau es bastante dura, pues puedes acceder a duchas, crematorios, barracones, aseos y a 3 memoriales diferentes. También hay una exposición, en el edificio principal, súper completa y muy bien hecha.

Después de la visita al campo de concentración de Dachau, volvimos a Múnich. Allí pasamos la tarde con nuestros amigos Elena y Darío, que nos hicieron de guías por el centro. Por supuesto, fuimos a la famosa cervecería Hofbräuhaus, parada obligatoria en Múnich, ¡y acabamos cenando comida alemana de tamaño gigante!

Visitar el campo de concentración de Dachau desde Múnich

Famosa escrita en la puerta del campo de concentración de Dachau cerca de Munich en Alemania
Arbeit mach frei»: «El trabajo os hará libres»

DÍA 6: Qué ver en Múnich

Catedral de Nuestra Señora, iglesia de St.Michael, Odeon Platz, Hofgarten, Englischer Garten, HB, Marienplatz, Victualienmarkt

El viaje a Baviera estaba llegando a su fin y teníamos solo un día para conocer Munich. ¡Había que aprovecharlo al máximo!

Comenzamos visitando la catedral de Nuestra Señora, el templo más importante de la ciudad. También visitamos la iglesia de St. Michael, donde puede visitarse la tumba de Ludwig (sí, el del castillo) y de otros reyes bávaros.

Continuamos hasta llegar a la tristemente célebre Viscardigasse, donde unos adoquines teñidos de dorado recuerdan a los fusilados por los nazis, y la Odeon Platz. Después, cruzamos los jardines de Hofgarten y al fin llegamos al Englischer Garten. Además de un parque urbano enorme y precioso, de estilo inglés total, es uno de los sitios más curiosos de Múnich:¿te suenan los famosos surferos en el río Eisbach? ¡La verdad es que mola mucho verlos!

Caminamos de nuevo hacia el centro por la zona universitaria, y no pudimos resistirnos a volver a la HB. Estuvimos disfrutándola más tranquilos, y es que, al ser de día, había menos gente. Aprovechamos para visitar la planta de arriba, donde ocurrió el Putsch y hay una pequeña exposición sobre la historia del local.

Después, pasamos de nuevo por Marienplatz para llegar al famoso Victualienmarkt, un mercado al aire libre de comida y flores. ¡Muy alemán! Date una vueltecita sin prisas, y ya verás que los precios tampoco son «para tanto».

El viaje a Baviera estaba llegando a su fin, así que la siguiente parada fue directamente el aeropuerto, a donde llegamos de manera fácil y rápida en metro.

Múnich en un día: Qué ver y hacer
Cómo llegar a Múnich desde el aeropuerto

Surferos en la famosa hola del río Eisbach en el Englischer Garten de Munich en Alemania
Surferos en el Englischer Garten
Sabrosa cerveza en la cervecería HB en Munich en el viaje a Baviera en Alemania
¡De cerves con amigos!

Mapa: Viaje a Baviera en 6 días

¡La verdad es que disfrutamos mucho de este viaje a Baviera! Derribamos unos cuantos mitos sobre Alemania y los alemanes, y ahora estamos deseando volver al país teutón. Berlín, ¡eres nuestra próxima «víctima»!

¿Has estado en Baviera? ¿Nos recomiendas algún lugar más para incluir en la ruta? ¡Déjanoslo en un comentario!

Prepara tu viaje a Baviera:
Consigue un 5% de descuento en tu seguro Iati, el de los bloggers, AQUÍ
Encuentra tu vuelo a Núremberg o Múnich en el mejor buscador
Reserva tu alojamiento en Múnich al mejor precio AQUÍ
Llévate 25€ de descuento para tu apartamento Airbnb AQUÍ
Elige tus excursiones, traslados y free tours en Múnich AQUÍ
La mejor variedad de coches de alquiler en Alemania AQUÍ
Busca tus billetes de tren y bus por Alemania AQUÍ
Empieza a soñar y planificar con las guías de viaje más completas:
Lonely Planet Múnich, Baviera y la Selva Negra
Top10 Múnich
Guías Visuales: Múnich y el sur de Baviera
Lonely Planet Alemania
Guías Visuales: Alemania

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

12 respuestas

    1. Hola Jorge!

      Muchas gracias, la verdad es que todo fue cuadrando un poco de carambola y al final quedó genial.
      Ojalá podáis ir el año que viene, merece mucho la pena.

      Un beso!

  1. Un buen recorrido para seis días! Me lo guardo por si volvemos a Alemania de la que conocemos la Selva Negra y Baja Sajonia… nunca se sabe cuando el destino nos llevará otra vez por allí, y así aprovechamos vuestros consejos :-).

    Impresionante el campo de Dachau, ufff, los pelos como escarpias!

    saludos, viajeros!
    Eva y Carmelo

    1. Hola Eva y Carmelo!!

      Nos alegramos que os haya gustado!
      Qué guay la Selva Negra, la tenemos muchas ganas, tiene que ser preciosa!! Ya os preguntaremos cuando vayamos, que está en lista 😉
      Dachau es uno de esos sitios duros, pero que tiene que visitarse y debe ser conservado… es nuestra historia, e increíblemente, es súper reciente…

      Un abrazo, viajeros!

  2. No debemos perder de vista la historia y la belleza de Bamberg y Dinkelsbühl. Dos sitios cargados de historia y bellleza.
    Dachau no me gustó. Conozco los campos de concentración de Mathausen y también el de Sachsenhausen. Se respira mi hi más paz en ambos. En Dachau demasiada gente y demasiado ruido .

    1. ¡Hola Juan!
      No sabes las ganas que tenemos de ir a campos de concentración menos turísticos como los que comentas, sobre todo a Mauthausen, que es donde llevaron a muchos españoles.
      ¡Apuntada también Bamberg para la próxima visita!
      Muchas gracias por aportar tu experiencia, ¡felices viajes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.