Qué ver en Rotemburgo, Alemania

¿Pensando en un viaje a Baviera? Entonces, ¡tienes que visitar Rothenburg ob der Tauber! Este pueblecito medieval es conocido como uno de los más bonitos de Europa. En cuanto pongas un pie, te vas a sentir como en un cuento, de hecho, se dice que sirvió de inspiración para Pinocho, y fue localización de Chitty Chitty Bang Bang.

Además de calles empedradas y casas súper coloridas, hay una varias iglesias, un montón de tiendas curiosas y una muralla tremendamente fotogénica. Sí, también hay grupos gigantes de turistas (Rothenburg es muy famoso en China), pero tampoco es un parque temático, como nos habían dicho.

Otro punto a favor de visitar Rothenburg ob der Tauber es que está en plena Ruta Romántica. Cerca de allí vas a poder visitar otros lugares encantadores, como Dinkelsbhul o Nordlingen, e incluso el mítico castillo de Neuschwanstein. Suena bien, ¿verdad?

Rothenburg ob der Tauber fue, hasta principios del siglo XIX, una ciudad imperial libre. Durante la II Guerra Mundial se dice que se libró de ser atacada «por su belleza» Hoy, con unos 12.000 habitantes,vive, sobre todo, del turismo. El Tauber es el río de la zona.

En visitar Rothenburg se pueden ver huevos de Pascua y decoraciones en el pueblo medieval en Alemania
Si visitas Rothenburg en Pascua, vas a encontrar estos huevos tan monos como parte de la decoración

 Viaje a Baviera en 6 días por libre 

Confesamos que no habíamos escuchado hablar del pueblo hasta que, una vez planeado el viaje, lo vimos de pasada en un periódico. A partir de ahí, visitar Rothenburg ob der Tauber se convirtió en una obsesión para nosotros… y estamos seguros que, a partir de hoy, ¡lo será también para ti!

Cómo llegar a Rothenburg ob der Tauber

Las ciudades más cercanas a Rothenburg son Nuremberg (90 km), Stuttgart (165 km) y Frankfurt (175 km). Múnich ya se queda a 250 kilómetros, más o menos lo mismo que Fussen y el castillo de Neuschwanstein.

Un día en Múnich: Qué ver y hacer
Núremberg: Cómo llegar y qué ver en el centro
Visitar el castillo de Neuschwanstein. Cómo llegar

Llegar a Rothemburg ob der Tauber en coche

La mejor opción (y la más sencilla) para visitar Rothenburg ob der Tauber. Además, te da la libertad de pararte donde quieras por el camino… que es bastante escénico.

Hay que tomar la A7 y luego desviarse a Rothenburg, no tiene pérdida. Nosotros llegamos desde Nuremberg en poco más de una hora, y luego fuimos a Fussen.

El centro es peatonal, en su mayoría. Aparcamos en una explanada delante de la muralla, gratis.

Llegar a Rothenburg ob der Tauber en tren

El trayecto en tren es un poco más largo y, además, tiene varios cambios. Te lo recomendamos si tienes muchas ganas de visitar Rothenburg ob der Tauber y es la única excursión que quieres hacer desde Nuremberg, Stuttgart o Frankfurt.

Hay que ir hasta la estación de Wurzburg o de Ansbach. Luego, un (o dos) tren más y ¡voilá!

Romantic Road Coach

Reconocemos que desconocíamos totalmente esta opción. Busca bien la información, porque nosotros ni lo hemos probado ni investigado. Solo funciona en temporada alta (desde mediados de abril a mediados de octubre) y sale de Stuttgart y de Múnich para ir recorriendo la Romantic Road.

Qué ver en Rothenburg ob der Tauber

¡Solo pasea!

Disfrutamos como enanos callejeando por sus cuestas empedradas y admirando sus coloridas casitas de estilo medieval. Las edificaciones están muy bien conservadas y todo el pueblo tiene un aspecto impecable.

Al visitar Rothenburg casi en Pascua, había huevos pintados en diferentes lugares del pueblo, lo que le daba un aspecto aún más de cuento. ¡Prepara tu cámara!

Puerta de entrada en el pueblo medieval de Rothenburg ob der Tauber en Alemania

Plaza del mercado

La pintoresca Markplatz es el centro de Rothenburg, y estamos seguros de que vas a pasar varias veces. Aquí tienen lugar el mercado semanal (obviamente) y diferentes festivales de música y danza.

Aunque en el pasado se realizaban aquí las decapitaciones y alguna coronación (y esto sí que es una paradoja),hoy es una coqueta plaza con mucho ambiente y una arquitectura completamente medieval muy bien conservada.

En la Markplatz está, obviamente, el ayuntamiento. Por lo visto, se puede subir a la torre. Nosotros no lo hicimos, pero seguro que la vista desde allí merece la pena.

Hermosa Markplatz de Rothenburg ob der Tauber en Alemania con palacios típicos
La Markplatz de Rothenburg ob der Tauber

El Plonlein, símbolo de Rothenburg 

Si hay un lugar al que todos queremos ir al visitar Rothenburg es el Das Plönlein. ¡No te puedes ir de Rothenburg sin tu fotaza! Eso sí, ten paciencia porque es el sitio más deseado… y no nos extraña.

Por lo visto, «plonlein» significa algo así como «pequeña plaza». Este precioso cruce de casitas medievales de colores es, sin duda, uno de los lugares más bonitos que hemos visto en Alemania.

Se encuentra muy fácil, a tan solo 3 minutos andando cuesta abajo desde la Markplatz.

Bonito paisaje urbano del Plonlein en Rothenburg ob der Tauber en Alemania
El mayor imprescindible al visitar Rothenburg ob der Tauber es el Plonlein ¡y no nos extraña!

Iglesia de St.Jakob

Esta iglesia luterana, del siglo XIV, es un puro ejemplo de estilo gótico. Es uno de los lugares más turísticos de Rothenburg y la iglesia más importante del pueblo.

El altar principal está dedicado a los apóstoles y es espectacular. Hay otro, el de la Santa Sangre, que no se queda atrás. Las típicas vidrieras medievales, tan grandes y coloridas, nos encantaron.

Iglesia de Franciscan Friary

No es (o era) una iglesia muy popular y llegamos de casualidad, pero nos gustó mucho. Es un antiguo monasterio franciscano, que ahora es un templo evangélico-luterano. Es pequeñita, austera y con una atmósfera bastante envolvente que invitaba a la relajación; de hecho, te piden que hables en susurros.

Nos llamó la atención que estaba justo al lado, y podríamos atrevernos a decir que compartía patio, con una escuela Montessori. La educación alemana, incluida la pública, está bastante influida por principios tanto de la Montessori como de la escuela Waldorf.

Nos pareció interesante, también, compararla con la iglesia de St.Jakob. Son súper diferentes. ¿Con cuál te quedas?

Hermosa y característica iglesia Franziskanerkirche en visitar Rothenburg ob der Tauber en Alemania
La iglesia de Franziskanerkirche nos llamó mucho la atención. ¿Y a ti?

La muralla de Rothenburg ob der Tauber

Visitar Rothenburg y no subir a su muralla son cosas incompatibles. Para nosotros es una de las más espectaculares, por auténtica y bien conservada, que hemos visto: maderas crujientes, escaleras de piedras desniveladas, pasillo estrecho

La muralla está preparada para poder caminar por ella, aunque algunos tramos sean un poco angostos (sobre todo si viene alguien del otro lado). ¡Merece mucho la pena darse el paseíto!

A sus pies hay una arboleda donde se puede hacer picnic o jugar un rato si vas con peques.

En visitar Rothenburg se pueden ver las preciosas muralla del pueblo en Alemania
¡No puedes dejar de subir a la muralla al visitar Rothenburg!
Subiendo las muralla medievales de Rothenburg en Alemania
Subiendo a la muralla de Rothenburg

Si tienes más tiempo…

Aunque nosotros no fuimos, por falta de tiempo, nos han hablado muy bien del Castle Garden (Burggaten). Está un poquito a las afueras, y es un parque precioso justo en el sitio donde había un castillo, destruido en la Edad Media. Esculturas, mucho verde y vistazas al centro, ¡qué pena no haber ido!

De haber tenido un día completo, también nos habríamos acercado al Museo del Crimen Medieval.

Tiendas bonitas en Rothenburg ob der Tauber

Cuando fuimos era domingo y la mayoría de las tiendas estaban cerradas. ¡Qué rabia! Ten esto en cuenta para visitar Rothenburg cualquier otro día. ¡Son preciosas!

Hay mucha artesanía de todo tipo. Vimos, sobre todo, bordados y las figuras de madera de diferentes personajes. La verdad es que nos quedamos con ganas de traernos algún muñequillo… pero los precios no son bajos.

También son muy típicas, y lucen muy bien en los escaparates, las bolas de galleta de diferentes sabores. ¡Están muy ricas! Eso sí, son grandes y, si no eres demasiado amante del dulce, empalagan. Mejor comprarlas pequeñas, y así puedes probar diferentes sabores.

Si vas con peques, va a ser imposible escaquearse de entrar a Teddys Rothenburg. Esta juguetería, en la Plaza del Mercado, tiene un oso enorme en la puerta y otro que sopla burbujas desde una ventana. Por dentro es muy bonita, también. Nosotros pasamos un ratillo muy agradable dentro.

También es muy popular la Tienda de Navidad de Kathe Wohlfahrt. Nosotros nos la encontramos cerrada, pero nos habría encantado verla. En la entrada nos dieron un flyer que decía que por ley no podían abrir los domingos y que podía visitarse parcialmente el Museo Alemán de la Navidad. Había que pagar y, además, no era lo mismo, así que pasamos.

Típicas galletas en el pueblo de Rothenburg en Alemania
No nos digas que no tiene pintaza…
Típica y famosa tienda de navidad en el pueblo de Rothenburg en Alemania
¡Nos dio mucha rabia encontrar la tienda de la Navidad cerrada!

Dónde comer en Rothenburg ob der Tauber

Comimos en la terraza de un hotel-restaurante justo enfrente de la misma iglesia de St. Jakob. Disfrutar de las vistas mientras nos zampábamos un delicioso cordon bleu y una pierna de cordero, fue una de las mejores experiencias del día.

Deliciosa comida con vista en el pueblo de Rothenburg en Alemania
Deliciosa comida con vistas

La Ruta Romántica, en Baviera

Por si visitar Rothenburg ob der Tauber no es suficiente, el pueblo está en un entorno privilegiado.

La Ruta Romántica es un trayecto temático de unos 350 kilómetros. Comienza en Würzburg, al sur de Frankfurt, y pasa por más de 60 localidades, donde hay desde iglesias hasta castillos, pasando por pueblos medievales como Rothenburg. Termina a los pies de los Alpes, en Fussen. Seguro que te suena este pueblo, y es que es allí donde está el castillo de Neuschwanstein.

En la Edad Media, esta ruta era el camino utilizado por los comerciantes para conectar el centro de Alemania con el sur. Desde los años 50 es uno de los destinos turísticos más importantes de Alemania. Ya te irás dando cuenta cuando conduzcas de la cantidad de alemanes que hay recorriendo la Ruta Romántica. También vimos muchas caravanas, y es que Alemania es uno de los países donde más se potencia este tipo de turismo.

Además de visitar Rothenburg ob der Tauber, Dinkelsbhul y parar un poquito en Nordlingen, no la disfrutamos tanto como nos hubiera gustado. Esta ruta está considerada como la quintaesencia de «lo alemán».

Hermoso paisaje de campos en la Ruta Romántica en Alemania
Paisaje en la Ruta Romántica

Visitar Dinkelsbühl

Teníamos claro que queríamos visitar Rothenburg ob der Tauber pero, justo la noche de antes, descubrimos Dinkelsbhül y no pudimos resistirnos. El trayecto es de unos 35 minutos, y se puede aparcar en un parking (gratuito) justo enfrente de las murallas.

Este pueblo es bastante parecido a Rothenburg, aunque menos turístico. Tiene más o menos los mismos habitantes, también fue ciudad imperial libre y su arquitectura es medieval y bien colorida.

Cuando fuimos, al ser domingo, estaba llenito de gente y fue imposible sentarse en una terraza. Sorpresivamente, no eran grupos de turistas, sino de locales.

Muralla de Dinkelsbhül

Dinkelsbuhl está rodeada por una muralla medieval con varias torres. Es más bajita que la de Rothenburg, pero nos pareció más bonita, al estar rodeada de jardines y un río. Se puede pasear alrededor, es muy agradable.

Ya dentro del pueblo, también puede subirse un poquito a la muralla, y las vistas son, cuanto menos, ¡coloridas!

Espectacular muralla en el bonito pueblo de Dinkelsbühl en la Ruta Romántica en Alemania
Esto te vas a encontrar cuando aparques el coche y entres caminando a Dinkelsbühl

Catedral de St.Georg

Uno de los imperdibles en Dinkelsbhül es la catedral de St. Georg, una iglesia gótica del siglo XV.  Nos llamó la atención porque parecía muy vivida por sus feligreses, a tenor de las manualidades y las fotos de los niños expuestas en parte de una pared. Es, además, la mayor iglesia de salón (con todas las naves a la misma altura, formando un techo enorme) de Alemania.

Leímos que es posible subir a su torre y que hay muy buenas vistas desde ahí arriba, pero no lo hicimos.

Hermoso interior de la iglesia de Dinkelsbühl en Alemania
A Andrea le encanta encender velas en las iglesias…

Plaza de Weinmarkt

Quiere decir «mercado de vino», así que imaginamos que en esta placita, justo enfrente de la catedral, vendían esta bebida. Allí hay un montón de casitas medievales de colores, tan populares en el centro-norte de Europa y que tanto nos gustan. Aquí las llaman «deutsches haus«.

La plaza es muy bonita, y podría ser de las más monas de la zona… pero está abierta al tráfico, y no veas cómo la estropean los coches. Esto nos ha dejado un poco pillados, sobre todo después de visitar Rothenburg, que es prácticamente peatonal.

Llama la atención que en Dinkelsbuhl las casas son enormes. Ahora, la mayoría, están divididas en apartamentos o tienda y apartamento. Nos contaron que antes guardaban durante meses y trabajaban el grano en la misma casa, además de vivir en grupos familiares muy extensos.

Casas de colores en la Weinmarkt en Dinkelsbhül, Alemania
Casas de colores en la Weinmarkt

Visitar Nordlinger

A tan solo media hora de Dinkelsbühl está Nordlinger. Es más ciudad que las anteriores, con casi 20.000 habitantes, pero es igualmente medieval y amurallada y antigua ciudad imperial.

Tiene más anécdotas que ninguna otra localidad de la Ruta Romántica: Se dice que está construida en el cráter de meteorito, allí se produjeron dos importantes batallas de la guerra de los Treinta Años y es el escenario de la escena final de la peli de los 70 «Willy Wonka y la fábrica de chocolate». Nada mal, ¿no?

Al ser domingo, eran poco más de las cinco de la tarde y estaba todo cerrado a cal y canto. Entre el poco ambiente y que no queríamos que se nos hiciera muy de noche para conducir, nos dimos una pequeña vuelta para el centro y continuamos hasta Fussen. La verdad es que a nosotros nos dejó un poco fríos… Quizá después de visitar Rothenburg y Dinkelsbhül nos supo a poco. Además, había obras por todos lados y nos costó horrores aparcar. Si tienes poco tiempo y tienes que «sacrificar» algo, nosotros elegiríamos Nordlinger.

Típico paisaje en el centro de Nordlingen en Alemania con casas de colores
Típicas casitas medievales de colores, en el centro de Nordlingen

Mapa: Visitar Rothenburg ob der Tauber

La verdad es que visitar Rothenburg ob der Tauber fue una de las mejores etapas del viaje por Baviera. Nos encantaron sus casitas, su ambiente y sus calles. Dinkelsbhül y Nordinger también son muy bonitas y, aunque tienen el mismo estilo, deslucen un poco después de ese pueblo de cuento… ¡Aunque te recomendamos que visites las tres!

Ahora tenemos pendiente volver al sur de Alemania y recorrer la Ruta Romántica, esta vez, llegando hasta Frankfurt. ¿Qué te parece? ¿Conocías Rothenburg ob der Tauber?

Prepara tu viaje a Baviera:
Consigue un 5% de descuento en tu seguro Iati, el de los bloggers, AQUÍ
Encuentra tu vuelo a Alemania en el mejor buscador AQUÍ
Reserva tu alojamiento en Baviera al mejor precio AQUÍ
Llévate 25€ de descuento para tu apartamento Airbnb AQUÍ
Elige tus excursiones, traslados y free tours en Múnich AQUÍ
La mejor variedad de coches de alquiler en Baviera AQUÍ 
Busca tus billetes de tren y bus por Alemania AQUÍ
Empieza a soñar y planificar con las guías de viaje más completas de Alemania, Munich y Baviera

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

12 respuestas

  1. Qué bonitos los pueblos que habéis visitado, parecen sacados de un cuento. Me ha gustado especialmente Rothenburg y esas bolitas de galleta de chocolate tienen una pinta estupenda!! Me voy a guardar tu recorrido para futuros viajes. Gracias por la recomendación!! Bss

  2. Ostras que pasada, es todo precioso!! Cuantas cosas por descubrir, he visitado Alemania pero sólo fuimos a Berlín aunque tengo pendiente otra visita así que tomo nota de este pueblo porque Munich me llama mucho la atención. Muy buena guía, muaksss

  3. No sabes lo bien que va este post porque en semana santa viajaremos a baviera, si todo va bien. Por lo que entiendo, visitasteis las tres ciudades del mismo día. Es así? Llegamos a Munich a las 9 de la mañana y cogemos un coche en dirección a Rothenburg. La duda era de separar en alguno de estos dos pueblos antes de llegar a Rothenburg

    1. Hola Jordi!!

      Vaya viajazo os espera en Semana Santa!! Baviera es lo mejor!
      Nosotros salimos desde Nuremberg y acabamos, ya de noche, en Fussen.
      Rothenburg y Dinkelsbuhl lo hicimos bien, en Nordlingen apenas estuvimos. Dimos una vuelta por la plaza y la calle principal y ciao. Yo Dinkelsbuhl no me lo perdería! 😉

      Pasadlo genial, ya nos contaréis!

  4. Un post de cuento… como estas ciudades. Son como grandes escenarios en los que de un momento a otro empezarán a salir zapateros, marionetas y hadas. Mira que he estado dos veces en esa zona y no he visitado estos lugares. Ganas y muchas de un viaje para conocerlos. Un abrazo

    1. HOla Kris!

      Pues conociendote, te va a encantar esa zona, sobre todo Rothenburg!
      Lo has clavado con lo del escenario y los zapateros, las marionetas… Te lo imaginas en Navidad??
      Tienes que irrr! Muak!

  5. Me parece una ruta súper bonita e interesante. Con el dato sobre Pinocho ya me había ganado pero veo que merece mucho la pena y como Alemania es una gran desconocida para mí, volveré a leeros porque espero copiaros el recorrido algún día 🙂
    La muralla de Dinkelsbuhl me recuerda mucho a las de Rumania. Un abrazo [email protected]

    1. Hola Maru guapa!

      Ojalá puedas hacer esta ruta, porque conociéndote estoy segura que te iba a encantar!!! El pueblo de Rothenburg lo que más, es precioso!
      La verdad es que de Alemania solo conocemos Baviera y nos gustó mucho.

      Ayyy Rumanía, otro sitio al que tenemos muchas ganitas!! 😀
      Un beso grande!

  6. Una ruta genial. Rothenburg me parece un indispensable en Alemania. ¡Es que es tan mágico…! Una pena que encontraseis algunas tiendas cerradas por ser domingo. Es raro al ser un lugar tan turístico, pero la pastelería y la juguetería sí que estaba abierta.
    Las murallas parecen un lugar muy chulo para hacer grandes fotos.
    Dinkelsbuhl parece más bonito por fuera junto al río porque los coches afean bastante, aunque no por este motivo dejaría de visitarla.
    Saludos.

    1. Hola María José!

      Verdad que es raro? A nosotros nos sorprendió una barbaridad, pero bueno, ya tenemos excusa para volver, porque todo el mundo nos dice que las tiendecitas son preciosas.
      Dinkelsbuhl es bonito, pero claro, viniendo de Rothenburg… y los coches lo afean, sí!:

      Un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.