Resumen viajero del año 2019 y planes para 2020

¡El tiempo vuela! Y es que ya toca despedirse de 2019 y dar la bienvenida al nuevo año. Como ya es tradición, queremos compartir contigo el resumen del año viajero… y, para llevar la contraria, seguimos dejándolo para enero, el mes de los buenos propósitos.

Después de tres años con muchísimo movimiento, el pasado con mudanza a la otra punta del mundo incluida, 2019 ha sido un año tranquilo para nosotros. Aun así, ha habido dos grandes viajes (un road trip por Queensland en Australia y una visita muy completita a Europa) y tres escapadas por Australia. Nada mal, ¿no?

Ahora, estamos deseando ver qué nos depara el próximo año y, por supuesto, los “felices años 20” que acaban de empezar. ¡Vente y charlamos!

 

Pese a que, tal y como esperábamos, no hemos viajado tanto como otros años, acabamos 2019 con muy buen sabor de boca. Este año nos ha dado la oportunidad de parar, de disfrutar el día a día, de vivir a fondo nuestra hermosa ciudad y, lo más importante: ha puesto los cimientos de lo que se viene, sobre todo a nivel laboral. Esto, evidentemente, acabará repercutiendo en todos los demás ámbitos, así que lo vemos como una inversión personal, profesional y “viajeril”. Porque a veces hay que parar para coger impulso, ¿no crees?

Este año hemos aprovechado muchísimo en nuestra preciosa ciudad: Sydney

Si te gusta tanto el gossip como a nosotros, puedes echar un ojo a los anteriores:

Enero: ¡Feliz Año Nuevo desde la Bahía de Sydney!

Nuestro 2019 no podía empezar de otra manera: recibiendo el año nuevo en sandalias, ¡mientras disfrutábamos de los fuegos artificiales más famosos del mundo! Además, mi hermana, que vino a pasar las navidades Down Under con nosotros, nos acompañaba.

Pese a la lluvia que estuvo cayendo todo el santo día, al final resistimos y vivimos, así, nuestro fin de año más especial hasta la fecha.

¿Quieres ver cómo se viven aquí las celebraciones de Nochevieja, desde dentro? Te contamos todo en este post sobre el Año Nuevo en Sydney, con tradiciones, consejos prácticos y todos los lugares desde los que puedes ver los famosísimos fuegos artificiales, ¡incluso gratis!

¡Feliz Año Nuevoooooo!

Febrero: Descubrimos el paraíso en Jervis Bay

Esta escapadita fue un poco de carambola… ¡y menos mal!

Teníamos pensado ir durante las navidades pero, claro, al ser nuestro primer año en Australia no sabíamos que en diciembre y enero ¡viajar por el país es casi misión imposible!

Como nos habíamos quedado con las ganas, enseguida reservamos para febrero y ¡mamma mia! Sabíamos que nos iba a gustar, ¡pero nos encontramos directamente en el paraíso!

Dicen que Hyams Beach es la playa con la arena más blanca del mundo. Lo sea o no, sí es cierto que es súper clarita, el agua es turquesa y está rodeada de vegetación. En sus alrededores hay Parques Nacionales, pueblitos con encanto, un montón de canguros en libertad ¡y los mejores atardeceres que hemos visto nunca!
Si pasas por Sydney, te recomendamos que dediques un par de días a recorrer esta zona. También puedes incluirla como parada en tu ruta de Sydney a Melbourne por carretera.

¿Te has quedado con las ganas de saber más de este paraíso? En este post sobre qué hacer en Jervis Bay y la Grand Pacific Drive vas a poder encontrar toda la info para visitar la zona, además de un montón de fotos bastante evocativas…

¿Es el paraíso o no?
¡Hola, amigos!

Marzo: Escapada a Byron Bay

Y seguimos con las carambolas. ¿Ves cómo nuestro 2019 ha sido bastante improvisado?

Me tocaba subir a trabajar unos días justo al lado de Byron Bay, por lo que enseguida se nos encendió la bombillita: ¿y si empalmamos con el fin de semana y se apunta Andrea? Unos vuelos baratos hicieron el resto y, ¡dicho y hecho!

Pasamos casi tres días básicamente disfrutando del dolce far niente y del shopping en uno de los pueblos que más famosos se están haciendo de Australia… aunque, eso sí, el rollito bohemio no acabamos de vérselo. Tampoco nos encontramos a Thor y a la Pataky, ¡habrá que volver!

¡El más guapo en el faro de Byron Bay!

Mayo: ¡Volvemos a Melbourne!

Ya sabes que nos encanta hacer escapaditas urbanas, y de eso en Australia, la verdad, no hay mucho donde elegir. Como ya te contábamos en el post del road trip por Melbourne y Victoria nuestro paso por la segunda ciudad aussie en diciembre de 2018 fue un poco chasco, pues no dejó de llover prácticamente durante los dos días que estuvimos allí. Por eso, antes de que llegara el invierno, quisimos sacarnos la espinita y volver.

Estuvimos tres días completos en Melbourne y, la verdad, ¡no puede gustarnos más! Es una ciudad más europea y urbana que Sydney, con un montón de museos interesantes y algunos de los mejores restaurantes que hemos probado. ¡Volveremos!!

Vista de Melbourne desde el Memorial del Anzac
Si a Melbourne se va a comer, ¡se dice y punto!

Julio: Road trip por Queensland

La costa este de Australia es la zona que todos los viajeros quieren conocer por aquí. Con Sydney y Melbourne ya vistas, ¡nos moríamos de ganas de conocer Queensland!

Durante las tres primeras semanas de julio hicimos un mega road trip desde Cairns, en el noreste, hasta la Gold Coast. Además de probar, por primera vez en mi caso, cómo es la van life, allí hicimos snorkel en la barrera de coral, vimos un montón de animales en libertad, increíbles atardeceres, paisajes que quitan el hipo y pueblos turísticos súper molones. ¡Inolvidable!

Aunque, eso sí, la lluvia volvió a hacer de las suyas y nos quedamos sin ir a las islas Whitsundays (que “solo” vimos desde las alturas) y a Brisbane. Pero ¿sabes? Sí, ¡volveremos!

El snorkel en la Barrera de Coral ha sido uno de los grandes momentos de este año
Y, por supuesto, ¡ver koalas así de cerca!

Agosto y Septiembre: Invierno en Sydney

Como te hemos comentado un poco más arriba, este año ha sido de mucho, pero mucho trabajo, y agosto y septiembre han sido, quizá, ¡dos de los meses en que más hemos trabajado en nuestra vida! Por eso, nuestro día a día se redujo a Netflix, paseos por la playa, y cenas con amigos por el barrio. Sin duda, unos planes que, de vez en cuando apetecen ¡y mucho!

Durante esos mesecillos tan duros, prácticamente abandonamos el blog e Instagram, pero nos sirvieron para volver con más fuerza, y para descubrir qué esperábamos de Viajar y Otras Pasiones y cómo lograrlo.

Atardecer en Coogee… nuestro paraíso
Ir a ver ballenas es uno de los mejores planes que hacer en Sydney en invierno

Octubre: Vuelta a casa (de vacaciones), ¡y un montón de excursiones por Italia y España!

¡Y vamos con otro viaje “sorpresa”! De verdad que no entraba en nuestros planes, para nada, hacer un viaje a Europa este año. Un día, al despertar, vimos que mi primo se casaba justo la semana después del cumple de la hermana de Andrea… ¡así que lo vimos bien claro! Enseguida compramos los billetes y nos pusimos a planear un viaje de 3 semanas por España e Italia, en el que queríamos mezclar momentos con familia y amigos y otros más “de turisteo”.

Dividimos el viaje en dos: la primera semana en Viareggio, la segunda (más un par de días) entre Madrid y Segovia. Para rematar, como nuestro vuelo de ida y vuelta salía de Roma, nos hacía mucha ilusión reservar los últimos cuatro días en el Viejo Continente para disfrutar de la ciudad eterna solos y juntos por primera vez.

Desde Viareggio, la ciudad de Andrea, aprovechamos para hacer nuestra tradicional visita a Florencia (uno de nuestros sitios favoritos del mundo) y para pasar un día entre otros dos lugares que conocemos bien: Pisa y Lucca. Desde Segovia, quise llevar a Andrea a conocer las otras dos ciudades más bonitas de Castilla y León (nada supera Segovia, ¡qué voy a decir yo!): Ávila y Salamanca.

¡La verdad es que lo pasamos genial! Comimos como animalitos, disfrutamos mucho de nuestra gente y nos volvimos encantados Down Under. ¿Qué más se puede pedir?

En la Plaza Mayor de Segovia, mi ciudad
¿Sabes que el carnaval de Viareggio es de los más famosos y antiguos de Italia?

Noviembre y diciembre: Australia arde

Los últimos meses del año no han sido nada fáciles, de hecho, ha sido una de las temporadas más complicadas de nuestra vida… y si nos sigues en Instagram sabrás bien por qué.

Desde mediados de octubre hay incendios en diferentes partes de Australia y, lejos de calmarse con el tiempo, la situación solo empeora. El calor, la falta de lluvia y la inacción de un gobierno claramente incompetente tienen parte de culpa en ello.

¿Quiénes pagan? Casi una treintena de personas (cuando escribimos el artículo) y millones de animales muertos, miles de casas y granjas reducidas a cenizas y pueblos enteros evacuados… Nosotros, por suerte, estamos a salvo, pero nos invade la tristeza y la impotencia.

Sí nos ha tocado cancelar un par de escapadas que teníamos planeadas por New South Wales, y dependiendo de cómo sople el viento, Sydney se llena de humo. Desde hace más de un mes que nos levantamos, día sí y día no, con olor a quemado, e incluso nos ha entrado ceniza en casa. En los peores momentos, respirar es más complicado, duele la cabeza y uno se siente más cansado de lo normal… Aun así, comparados con millones de personas en Australia, estamos entre los afortunados.

Nos tomamos esto como un aviso de lo que puede llegar a ser nuestro mundo si no cuidamos de él y, sin duda, los incendios nos han hecho plantearnos muchas cosas respecto a nuestro modo de vida.

Este fue el primer día que nos dimos cuenta de que el humo había llegado a Sydney…
Y ya casi nos acostumbramos a atardeceres así… Te prometemos que la foto está sin editar, ¡escalofriante!

El año 2019 bloguero

Si nos sigues desde hace tiempo, ya sabrás que no somos de esos que “presumen” de números… nos da un poco de reparo y, además, creemos que no aporta nada extra al lector, que es lo que cuenta. Aun así, queremos apuntar que, al igual que el año pasado, las visitas han vuelto a triplicarse y las previsiones para 2020 no pueden ser más optimistas.

Sabemos que, muchas veces, en redes sociales se vende una vida de blogger ideal, en la que tú te sientas en una piscina infinita en Bali y esperas a que te caigan los billetes. Sentimos decirte que la realidad está muy lejos de esto. Por eso, y contra nuestra voluntad (por qué no decirlo), hemos sido bastante menos productivos en el blog de lo que habíamos planeado. Vivir en Australia no es barato, viajar no es gratis y no tenemos “padrino”… así que nos ha tocado hacer lo mismo que a cualquier otra persona: trabajar. Trabajar, mucho. Como entenderás, después de más de 50 horas de curro a la semana, lo último que le apetece a uno es ponerse a trabajar en el blog… Sorry not sorry!

Aun así, con mucho tesón, hemos publicado 54 post nuevos y actualizado varios de los antiguos. También, este mini-parón forzoso nos ha ayudado a dilucidar al fin qué estilo y qué significado queremos darle a Viajar y Otras Pasiones, qué objetivos tenemos y cómo conseguirlos, y empezar a remar en ese sentido. No más palos de ciego.

¡No sabes qué felices nos hace esto! Nosotros, que empezamos en estos como dos pardillos que no sabían ni lo que era un hosting o un dominio…

¿Nuestros propósitos blogueros más próximos? Esperamos poder cambiar, al fin, el diseño del blog, crear mucho más contenido y seguir luchando contra la pereza que nos dan algunas redes sociales. Por supuesto, seguiremos sin escribir de sitios donde no hemos estado, sin inundar la web de publicidad y sin venderte motos que ni siquiera hayamos probado. ¡Prometido!

Y con esta foto de la Nochevieja de 2019, despedimos el año como lo empezamos ¡y te deseamos lo mejor!

Planes para 2020… o no

Si bien el año pasado te decíamos que no teníamos nada planeado y el anterior soltábamos que teníamos una noticia bomba que pronto revelaríamos, 2020 empieza con incertidumbre y, por qué no decirlo, un poco de agobio para nosotros.

Somos muy felices en Australia y sabemos que es el lugar donde queremos estar, pero también nos apetece hacer otras cosas que, gracias a todo el trabajo en el blog y en la “vida real” de estos años, empiezan a verse bastante factibles… Hay varias ideas que rondan por nuestra cabeza y que, por primera vez en nuestra vida, todo depende al 100% de nosotros. ¡Qué vértigo!

Solo te podemos decir que queremos seguir disfrutando de Sydney, una ciudad que amamos y donde vivimos súper bien. Además de eso, no tenemos ningún billete comprado, pero sí se está cociendo un viaje a Tasmania para finales de verano, un par de escapadas por New South Wales (si los fuegos dan tregua, ¡por favor!) y otro gran viaje por Australia para principios del invierno. Después, ya iremos viendo…

Si de algo estamos seguros es de que seguiremos viviendo la vida a nuestra manera y de que, para lograr lo que uno quiere, toca trabajar mucho… así que prevemos un 2020 de mucho curro, sueños, aventuras ¡y mucho amore!

Queremos agradecerte el haber estado un año más al otro lado de la pantalla, sin ti nada de esto sería posible. Te deseamos, a ti y a los tuyos, un 2020 lleno de salud y de ganas que, teniendo eso, los viajes, los aprendizajes y el disfrute ya los pones tú, ¿verdad?

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.