Un día en Edimburgo: Qué ver y hacer

¿Merece la pena pasar un día en Edimburgo? La respuesta es un «sí» mayúsculo. Por supuesto que no vas a ver tooodo lo que esta ciudad tiene para ofrecerte, pero sí vas a poder pasear por su centro histórico (Patrimonio de la Humanidad) y visitar el castillo, uno de los más impresionantes que conocemos.

La capital de Escocia, y segunda economía del Reino Unido, es una ciudad pequeñita, pero con mucho ambiente universitario y una cantidad de Historia que marea. Apostamos a que te suena William Wallace… Además de un montón de leyendas, con fantasmas incluidos, también en Edimburgo nació Harry Potter.

Si a todo esto le añades el verde escocés, lugares súper fotogénicos y una pizquita de whisky… ¿Te hemos convencido para visitar Edimburgo en un día?

Este día no fue parte de una ruta por Escocia sino algo un pelín más loco: Hace ya unos veranos, estaba trabajando en Kent. Tenía muchísimas ganas de conocer Edimburgo desde que vi Trainspotting… ¡y poco dinero! así que se me ocurrió esta idea. Subí en el último bus el viernes por la noche desde Londres, dormí durante el trayecto (unas 8 horas) y pasé el día en Edimburgo. La vuelta, igual: último bus del sábado, durmiendo.

Panorámica del castillo de Edimburgo, Escocia
El imponente castillo de Edimburgo

Ahora que ya no soy tan joven no creo que me animase a semejante aventura… aunque el viaje tampoco fue tan duro, y encima ahorré tiempo y el dinero del hostel. Eso sí: te aconsejo que si vas a viajar de noche llegues un buen rato antes a la estación, o te tocará conformarte con los peores sitios…

Aunque disfruté la ruta de un día en Edimburgo, creemos que la ciudad es perfecta para recorrer en dos días completos, tres si quieres hacer alguna excursión (hay muchas y muy chulas).

Cómo llegar a Edimburgo

Si viajas desde cualquier lugar de Europa, seguramente llegues al aeropuerto de Edimburgo. Está a unos 10 kilómetros del centro, y hay bastantes opciones para llegar. Desde Londres, o cualquier otro punto del Reino Unido, puedes ir a Edimburgo en tren, bus, coche o, incluso, avión.

Te damos toda la info en los siguientes posts:

Cómo llegar al centro de Edimburgo desde el aeropuerto
Cómo ir a Edimburgo desde Londres

Qué ver en Edimburgo en un día

Monumento a Scott

De camino al centro desde la estación de buses, lo primero que vi fue el icónico hotel Balmoral y, un poco más adelante, el Monumento a Scott. Este monumento, típico gótico victoriano, es el mayor del mundo dedicado a un escritor: Sir Walter Scott, “padre” de la novela histórica. Es posible subir hasta arriba, aunque no sabemos si merecerá la pena.

Princes Street

Es la calle más importante de la New Town y típica “high street” british llena de cadenas de tiendas y restaurantes. Vamos, que no hay nada de especial per se, pero tiene unas vistas increíbles a la Old Town y al Castillo.

The Mound

Esta colina artificial conecta la New y la Old Town, ambas Patrimonio de la Humanidad. Allí está la National Gallery of Scotland y, casi siempre, hay alguien vestido con kilt tocando la gaita.

¿Lo mejor? Las vistas sobre ambos lados (Old y New Town) y los Princes Street Gardens. Justo por debajo pasa el tren, así que pueden hacerse fotos muy curiosas.

Vista de la Old Town de Edimburgo, en Escocia
The Mound, con las vistas a la Old Town. Seguro que pasas por aquí si pasas un día en Edimburgo.

Catedral de Sant Giles

Siguiendo The Moud y luego Bank Street se llega a la Catedral de San Giles. Este edificio gótico, del siglo XIV, es llamado catedral aunque realmente no lo es. No existe tal categoría dentro de la iglesia de Escocia, aunque ésta sí lo considera su templo más importante.

Royal Mile y Victoria Street

Estamos seguros de que vas a pisar la Royal Mile más de una vez en durante tu ruta de un día en Edimburgo. La calle principal de la Old Town tiene, obviamente, una milla escocesa (1’8 km) de largo.

Une el castillo con el Palacio de Holyrood en unos 20-25 minutos caminando. Es bonita y merece un paseo con calma, para disfrutar de la típica arquitectura escocesa y de tiendas de souvenirs bastante llamativas.

Muy cerca de allí, y del castillo, está Victoria Street. Esta calle que se ha hecho muy famosa últimamente… ¡y no nos extraña! Sus fachadas de colores y su doble altura llaman un montón la atención.

¡Atención, fans de Harry Potter! Caminando un par de minutos desde Victoria Street vas a llegar a The Elephant House. En esta cafetería, J.K.Rowling creó al mago más famoso del mundo. Eso sí, tendrás que esquivar a todos los seguidores y curiosos que estén haciéndose fotos.

Palacio de Holyrood

Al final de la Royal Mile está el moderno edificio del Parlamento Escocés y, un poco más adelante, el Palacio de Holyrood. Este edificio ha sido residencia oficial de los reyes y reinas de Escocia a lo largo de la historia, incluida la famosísima María Estuardo. Cuando la reina Isabel viene a Edimburgo, también se queda aquí.

Fachada del parlamento de Escocia en Holyrood
La fachada del Palacio de Holyrood

El palacio está construido en torno a un patio, rodeado por una galería. Construido a finales del siglo XV, por dentro tiene que ser súper interesante: hay un montón de pasadizos y túneles y, por supuesto, cuenta la leyenda que una fantasma vaga por allí… Aunque los verdaderos tesoros del palacio de Holyrood están fuera:

Abadía de Holyrood

Las ruinas de esta abadía agustina son otro de los lugares que no te puedes perder si pasas un día en Edimburgo.

La iglesia es del siglo XI (¡casi nada!), pero el techó se cayó en el XVI y nunca se arregló. Aun así, según hemos leído, sigue en uso como capilla del palacio. Un lugar súper fotogénico e interesante, ¿no crees?

Holyrood Park

Está justo detrás del palacio, completamente abierto. Allí hay unas colinas y un paisaje que a veces se compara, salvando las distancias, con las Highlands escocesas. No sabemos si es para tanto pero, desde luego, sí te sientes fuera de la ciudad.

Arthur’s Seat

La atracción principal de Holyrood Park es el Arthur’s seat, una colinita de unos 250 metros. Se llega fácilmente con un ligero trekking en, más o menos, 30 minutos (aunque yo tardé menos porque me subí por una cuesta empinadísima y casi me mato).

Merece muchísimo la pena subir, aunque seas un poco vago/a para esto del montañismo (como yo), porque las vistas desde arriba te dejan sin palabras. Se puede ver prácticamente la totalidad de la ciudad, el mar y el castillo. ¡Muy recomendable!

Paisaje de Edimburgo desde el Arthur's Seat, Escocia
¡Edimburgo a mis pies desde el Arthur’s Seat!

La joya de la ciudad: el Castillo de Edimburgo

Toca volver a andar toda la Royal Mile para volver al imponente castillo de Edimburgo. Esta antigua fortaleza del siglo XII es uno de los imprescindibles para ver durante tu recorrido de un día en Edimburgo. De verdad que impresiona según te vas acercando.

Yo no entré por falta de tiempo (¡qué rabia!), pero me hubiera encantado. La visita suele durar una hora y media o dos horas, y cuesta actualmente 16’50 £. Te recomendamos que, al menos, lo admires por fuera, y no te pierdas las estatuas de Robert Bruce y William Wallace (¡sí, el de Braveheart!).

Entrada del castillo en un día en Edimburgo, Escocia
Entrada al castillo

Princess Street Gardens

Y no hay lugar mejor para descansar de la pateada que te vas a pegar en un día en Edimburgo que estos jardines, entre la Princes Street y la Old Town. Son bonitos y están muy cuidados, además, tienen buen ambiente y unas vistas privilegiadas al castillo.

Allí está el Floral Clock, un reloj real. Se dice que es el más antiguo del mundo y está hecho con diferentes tipos de flores. Su diseño cambia cada año para conmemorar, así, alguna ocasión especial.

Lo más chulo del parque es la Ross Fountain, una fuente en la que cuatro mujeres representan la ciencia, el arte, la industria y la poesía. Desde aquí vas a tomar una de las fotos más bonitas y famosas de Edimburgo ya que, justo detrás de la fuente, está la colina con el castillo.

La famosa fuente frente al castillo de Edimburgo, Escocia
¡No te puedes ir de Edimburgo sin la foto del castillo desde la Ross Fountain! Es bonita, ¿verdad?

Si tienes más tiempo…

Como has visto, pasar un día en Edimburgo está bien, pero tener más tiempo sería lo ideal. Nosotros ya tenemos apuntadas unas cuantas cosas que ver en Edimburgo para cuando volvamos:

Carlton Hill

Esta colina es la principal razón por la que a veces se refieren a Edimburgo como “la Atenas del norte”. Además de tener vistazas sobre la ciudad, alberga varios monumentos importantes, como el de Nelson o el Monumento Nacional de Escocia. Si te gusta la fotografía, tienes que subir al atardecer.

Dean Village

A unos 20 minutos andando del castillo de Edimburgo, está esta antigua aldea que giraba en torno al grano y estaba llena de molinos. Hoy es una zona súper pintoresca junto al río, con puentes y casitas que parecen de otra época.

Visitar la Scottish National Gallery

Justo en The Mound está el museo más importante de Escocia. Además de obras de artistas escoceses, allí vas a poder visitar obras de Rubens, Gauguin o Van Dyck.

El callejón de Mary King’s Close

Este antiguo callejón comercial junto a la catedral es hoy la «ciudad subterránea» de Edimburgo. Es fuente de leyendas e historias de brujas, enfermos de peste y espíritus. No te sorprenderá que sea uno de los principales escenarios de una de las atracciones más populares de la ciudad: el tour de los fantasmas.

Excursiones desde Edimburgo

Si tienes más de un día en Edimburgo, quizá prefieres hacer alguna excursión y ver un poquito más de la bella Escocia.

Las excursiones más populares para hacer desde la ciudad son:

Mapa: Un día en Edimburgo

La verdad es recorrer Edimburgo en un día fue una señora paliza… pero me alegro de haber conocido esta ciudad, una de mis favoritas en Europa. Andrea estuvo allí también algunos veranos estudiando de pequeño, así que el siguiente paso tiene que ser volver los dos juntos. Y, si la visita a Edimburgo es parte de un buen recorrido por Escocia, ¡mejor aún! Tenemos muchísimas ganas de ir a las Highlands y a la isla de Skye. Por supuesto, queremos visitar el lago Ness y las abadías en ruinas de St.Andrews y Melrose.

Y tú, ¿has estado en Escocia? ¡Recomiéndanos algo que nos hayamos dejado en el tintero!

Prepara tu viaje a Edimburgo:
Consigue un 5% de descuento en tu seguro de viajes Iati, el de los bloggers AQUÍ
Encuentra tu vuelo barato a Edimburgo AQUÍ
Reserva tu alojamiento en Edimburgo al mejor precio AQUÍ
Llévate 25€ de descuento para tu apartamento Airbnb AQUÍ
Elige tus excursiones, traslados y free tours en español en Edimburgo AQUÍ
La mejor variedad de coches de alquiler en Edimburgo AQUÍ
Busca tus billetes de tren y bus por Escocia AQUÍ
 Empieza a soñar y planificar con las guías de viaje más completas:
Edimburgo de Cerca (Lonely Planet)
Lonely Planet Escocia
Top 10 Escocia
Guías Visuales Escocia
Escapada Azul Edimburgo

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

4 respuestas

  1. Estas locuras que se hacen de joven jajaja. Ni que fuese tan mayor!! Yo también tengo alguna escapada de ésas 😉
    Me ha encantado todo y ya tengo apuntados algunos lugares, lo de que tiene mucha historia miedo me da porque me veo parándome cada tres pasos. Voy a ver las excursiones que proponéis que lo del Lago Ness como «frikada» es lo más 😉
    Un abrazo.

  2. La verdad es que leyéndote me dieron ganas de ir en tren a Escocia… y pensar que nunca se me ocurre ir en tren por Europa pero valdría la pena la experiencia.

    Gracias por contarnos sobre Edimburgo.

    1. ¡Hola Rosana!
      Viajar en tren por Europa es una buenísima opción, funciona muy bien, es cómodo y rápido.
      Esperamos que pronto puedas visitar Edimburgo,
      Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.