Visitar el Vaticano: Información y 11 consejos

Visitar el Vaticano es uno de esos planes que hacer en Roma que no te puedes perder. Seas una persona creyente o no, este es un lugar único y súper importante tanto religiosa como artística e históricamente.

Con varios lugares diferentes que ver, cada uno de ellos con su horario y condiciones de entrada, preparar una visita a esta pequeña ciudad-estado tiene su miga…

Por eso, después de haber estado varias veces en la Santa Sede, queremos contarte cuáles son los mejores días y horarios para ir, cómo ver al Papa, horarios y precios, cómo saltarte las colas y muchos más consejos para visitar el Vaticano y que tu experiencia sea inolvidable. Quédate por aquí, ¡que vamos a ello!

El Vaticano es el estado más pequeño del mundo, con solo 0’44 kilómetros cuadrados de extensión. Aunque allí apenas viven 800 personas (la mayoría son religiosos), es uno de los lugares más visitados de Europa.

Recibe unos 5 millones de viajeros al año, que hacen hasta 20.000 personas en un día normal durante las vacaciones de verano… Y, aunque no nos extraña, porque nadie quiere perderse maravillas como la Capilla Sixtina, la Basílica de San Pedro o los Museos Vaticanos, sí es verdad que visitar el Vaticano puede pasar de ser un sueño a una pesadilla si no te organizas bien primero.

Como nosotros lo que queremos es que aproveches al máximo tu experiencia, que aprendas todo lo posible y que disfrutes de algunas de las obras de arte más increíbles de la historia, vamos a compartir contigo los mejores consejos para visitar el Vaticano, basados en nuestra experiencia. ¡Ponte cómodo, que empezamos!

1. Cómo llegar al Vaticano

La ciudad-estado del Vaticano está en el rione (algo así como el distrito) Borgo de Roma, a unos 4’5 kilómetros al noroeste del Coliseo y 3 de la Piazza di Spagna. Vamos, que no está precisamente en el centro de la ciudad, pero llegar es fácil tanto a pie como en metro.

Si vas a caminar, lo más bonito es llegar al Vaticano caminando por la Via della Conciliazione. Esta gran avenida fue ideada justamente para que peregrinos y viajeros pudieran ir viendo la majestuosa Plaza de San Pedro poco a poco, según se acercaban, y se sintieran acogidos por la misma al llegar.

Si, por el contrario, no te alojas cerca y tienes que utilizar el transporte público para ir a visitar el Vaticano, la mejor opción es la estación de metro de Ottaviano (línea A). Desde allí, tienes unos 8 minutos andando a los Museos Vaticanos y un cuarto de hora hasta la Plaza de San Pedro.

Las huelgas, retrasos o averías no son infrecuentes en el metro de Roma. Por eso, te recomendamos que tengas pensado un plan b, sobre todo si quieres estar allí lo antes posible o has reservado algún tour para visitar el Vaticano.

Utilizar el metro o el autobús en la capital italiana no es coser y cantar… ¡pero tampoco es tan fiero el león como lo pintan! En este post te contamos cómo moverse por Roma en transporte público con consejos, precios y todo lo que tienes que saber para salir airoso ¡y hasta disfrutar de la experiencia!

Billete sencillo para moverse en el transporte público de Roma, Italia
Un billete del transporte público de Roma en el metro de la ciudad
Espectacular vista de la Plaza de San Pedro desde lo alto en el Vaticano, Roma
La Via della Conciliazione y la Plaza de San Pedro desde la cúpula. Como ves, era época navideña.

2. Cuándo visitar el Vaticano

No hay una época más o menos indicada a la hora de visitar el Vaticano. Como sabrás, en Roma en verano puede hacer muchísimo calor y en invierno bastante frío, así que tendrás que ir bien preparado sobre todo porque las colas se hacen en la calle y suelen ser kilométricas. Que no te falte el agua, buen calzado y ropa apropiada al clima que haga.

Dicho esto, es evidente que vas a encontrarte en Roma a muchísima más gente durante la temporada alta. Esto es: verano, Semana Santa y los puentes que se celebran en Europa. Por ejemplo, el 1 de mayo es festivo en la mayoría de países del continente, y el 8 de diciembre se celebra tanto en España como en Italia. Ciñéndonos ya más al Vaticano, hay que tener también en cuenta las fechas navideñas y otras festividades religiosas, si hay algún tipo de jubileo, cambio de papa o celebración o encuentro.

Respecto al día de la semana, es normal que haya más visitantes durante el fin de semana, pues los italianos aprovechan que no trabajan y los europeos hacen escapaditas cortas. Los domingos, además, es posible asistir al Ángelus y ver al Papa, lo que hace que mucha gente planee su visita para que coincida con este día. Y ya que estamos hablando del Papa, es importante tener en cuenta que el miércoles hay audiencia papal, por lo que no podrás visitar la Basílica de San Pedro por la mañana.

También nos han comentado que los lunes suele estar más lleno, ya que otros museos y atracciones de Roma justo cierran ese día y los viajeros, evidentemente, aprovechan para visitar el Vaticano. Nosotros no hemos estado nunca un lunes y no podríamos asegurarte cómo te lo vas a encontrar, la verdad, pero creemos que merece la pena valorar este punto en el caso de que puedas elegir…

Ten en cuenta que el mismo Vaticano cierra algunos días del año, por diferentes motivos. Para que planees bien tu viaje a Roma y no te quedes con las ganas de ver la Santa Sede, te recomendamos que eches un vistazo al calendario oficial de los Museos Vaticanos actualizado.

Importante: Actualmente, los Museos Vaticanos no abren los domingos, aunque sí lo hacen el resto de lugares que visitar en el Vaticano. Aun así, como la mayoría de viajeros no se quieren perder estos museos, imaginamos que los sábados y los lunes habrá más gente.

A la hora de elegir en qué momento del día ir, lo mejor es ir allí a primera hora, incluso antes del horario de apertura, para ir haciendo cola. A última hora de la tarde también hay menos gente, aunque personalmente evitaríamos ir tan cerca del horario de cierre; mucho mejor ir por la mañana y así ir controlando tú mismo los tiempos. ¡Mejor que sobre a que falte!

Hay quienes recomiendan también ir a la hora de comer (entre las 12’30 y las 2 de la tarde en Italia) pero nosotros no acabamos de verlo claro, sobre todo porque a esa hora sigue habiendo muchos grupos.

Multitud de gente en Via della Conciliazione en la Ciudad del Vaticano, en Roma
Así nos encontramos nosotros el Vaticano la última vez que fuimos. ¡No te asustes» Era domingo a mediodía, por lo que mucha gente se fue tras el Angelus

3. Horarios y precios de los lugares que visitar en el Vaticano

La Basílica, la Capilla Sixtina, los museos, la cúpula… Hay varios lugares diferentes que visitar en el Vaticano, y cada uno de ellos tiene su horario y su tipo de entrada. Sí, suena un poco lioso (y, de hecho, lo es) así que atento que aquí te lo contamos todo paso a paso:

  • La Plaza de San Pedro está abierta siempre, como cualquier otra de las plazas de Roma. Sí que puedes encontrar controles de seguridad, sobre todo si vas los domingos o los miércoles, que es cuando sale el Papa.
  • Los Museos Vaticanos están funcionando ahora mismo de 10 a 20 horas de lunes a jueves, y los viernes y sábados hasta las 22. Cierran los domingos, aunque antes, en la era pre-coronavirus, sí abrían y, de hecho, el último de cada mes era gratis (¿te imaginas el jaleo?). También en la vida antes del covid-19 los Museos Vaticanos abrían a las 9 de la mañana.
  • La Capilla Sixtina forma parte de los Museos Vaticanos. No se puede visitar sola, sino que hay que pagar y hacer la cola de los museos. ¡Merece mucho la pena!
  • La Basílica de San Pedro es gratuita y abre de 7 de la mañana a 7 de la tarde, aunque en invierno cierra una hora antes. Cierra los miércoles por la mañana (por la audiencia del Papa) y durante algunas celebraciones o eventos especiales. Aunque la entrada es libre, hay controles de seguridad que causan unas colas que pueden ser eternas… Si decides visitar los Museos Vaticanos y luego la Basílica, tendrás que salir e, igualmente, hacer la cola; la única manera de poder acceder desde dentro y ahorrarte esa fila es contratando un tour guiado en español, del que te vamos a dar todos los datos en el siguiente punto.
  • Desde la misma Basílica se puede subir a la cúpula de San Pedro, desde donde hay unas increíbles vistas a Roma. Para hacerlo tendrás que entrar a la iglesia, buscar el punto indicado y pagar en ese momento y en efectivo 10 euros (para subir parte en ascensor y unas 320 escaleras) u 8 euros (para hacerlo todo a pie: unas 550 escaleras). La cúpula abre de 7’30 de la mañana a 6 de la tarde (5 en invierno).
  • Para visitar la Necrópolis Vaticana tendrás que escribir directamente un mail al Vaticano ([email protected]) indicando el día que mejor te venga, ya que solo puede visitarse con grupo y guía, y las plazas son muy limitadas. Cuesta 12 euros por persona y los niños menores de 15 años no pueden pasar.
  • Lo mismo pasa con los Jardines Vaticanos (el mail es [email protected]), aunque, en este caso, sí tienes otra opción más sencilla y práctica: reservar una visita guiada combinada con los Museos Vaticanos, de la que te hablamos justo en el siguiente punto.

¿Quieres saber por qué es tan importante la Basílica de San Pedro en la historia del catolicismo? ¿O cuáles son las principales obras que visitar en los Museos Vaticanos? Todo esto, más una breve historia y un montón de curiosidades que van a enriquecer tu visita, están en este post sobre qué ver en el Vaticano. ¡Dale una leída y nos cuentas!

¡IMPORTANTE! VISITAR EL VATICANO EN LA ÉPOCA DEL CORONAVIRUS: 

El Vaticano ha vuelto a abrir después de la cuarentena y las restricciones por el coronavirus en Italia. Como ya has podido leer, han cambiado horarios, días de cierre y ciertas condiciones.

Como es una situación delicada y cambiante, preferimos dejarte el link directo a la página web oficial del Vaticano (en español) para que tengas información actualizada, y de primera mano, que al final es la única fiable. Por favor, échalo un ojo antes de hacer tu visita para asegurarte de que vas a poder realizarla sin problemas. Cuando todo pase, realizaremos las modificaciones necesarias en este post.

Hermoso detalle del interior de la cúpola de San Pedro en el Vaticano, Roma
El interior de la Cúpula de San Pedro
Vista panorámica de la famosa plaza de San Pedro en el Vaticano, en Roma
La Plaza de San Pedro

4. Cómo visitar el Vaticano ¡sin colas!

Después de leer los puntos anteriores, seguramente te haya quedado claro que la mejor manera de visitar el Vaticano es con una opción sin colas. Dependiendo de tus gustos personales, puedes contratar una visita guiada o bien comprar una entrada sin colas para ir a tu ritmo. 

Elijas la opción que elijas, ¡recuerda reservar con tiempo! Sobre todo si viajas en temporada alta. 

– Visitas guiadas sin colas

En este caso, un guía te acompañará mientras descubres los principales lugares que ver en el Vaticano. Por supuesto, te explicará, en tu idioma, la historia que hay detrás y resolverá todas tus dudas. 

Con Civitatis, la empresa en la que siempre confiamos, tienes dos alternativas que puedes reservar en un periquete pinchando en cada link:

  • Visita guiada por el Vaticano. Incluye los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, y la Basílica de San Pedro con acceso directo. La visita dura entre tres horas y media y cuatro, y hay tres opciones de horario para elegir; nosotros te recomendaríamos elegir la más temprana posible. Puedes añadir la recogida en tu alojamiento también.
  • Visita guiada por los Jardines Vaticanos, los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, y la Basílica de San Pedro: La visita dura cuatro horas y empieza, a primera hora, por los Jardines, donde seguramente los miembros del grupo estéis prácticamente solos. Las plazas son limitadas y, de hecho, no se celebra todos los días. Como te comentábamos arriba, esta es la única opción para visitar los Jardines si no quieres tener que andar contactando al Vaticano, esperando a que te contesten y, el día de la visita, buscando dónde ir.

– Entrada sin colas

Si prefieres hacer tu visita al Vaticano por tu cuenta y sin guía, pero no quieres perder tiempo en las colas, ¡tranquilo! También hay opciones para ti.

  • Es posible comprar tu entrada anticipada ¡y sin colas! online, en un punto de venta autorizado., tal y como hicimos nosotros en nuestra última visita. Así, no solo te vas a ahorrar la cola de las taquillas, sino que vas a entrar a los Museos Vaticanos por un acceso prioritario. Una vez dentro, puedes recorrer los Museos y la Capilla Sixtina a tu ritmo y estar tanto tiempo como quieras. También tienes la posibilidad de añadir los Jardines Vaticanos.  Tienes más información y puedes hacer tu reserva aquí:

Entrada libre al Vaticano ¡sin colas!

  • Primer acceso a los Museos Vaticanos: Entrada media hora antes del acceso normal de grupos y una hora y media antes del público en general. ¡Estarás entre los primeros que visiten la Capilla Sixtina! Luego, te vas a poder quedar dentro y a tu aire todo el tiempo que quieras.
Imagen de la hermosa estatua de la Piedad de Miguel Ángel en la basílica de San Pedro, en el Vaticano
En todas las visitas guiadas por el Vaticano vas a poder ver la Piedad, una magnífica escultura de Miguel Ángel que está en la Basílica de San Pedro
Imagen de la Escuela de Atenas, famosa obra del pintor Rafael en los Museos Vaticanos, en Romas
La Escuela de Atenas es otra de esas obras imprescindibles del Vaticano. La verás cuando pases por los Museos Vaticanos
Increíble interior de la basílica de San Pedro en el Vaticano, Roma
Interior de la Basílica de San Pedro

5. ¿Es posible ver al Papa en el Vaticano?

Sí, ¡es posible ver al Papa en el Vaticano! Y lo mejor de todo es que esto es relativamente fácil… Tanto si eres una persona católica y ver a Francisco de cerca es uno de tus sueños, como si no eres creyente pero te interesa como la figura histórica importante que es, tienes un par de oportunidades:

La mejor opción es acudir a una audiencia papal. Estos encuentros, que no misas, se suelen celebrar en la misma plaza de San Pedro. El día señalado es el miércoles, con la excepción de los del mes de julio, cuando el Papa está en su residencia de veraneo en Castel Gandolfo, y cuando su santidad no puede acudir por estar de viaje por el mundo.

Durante la audiencia, de unas dos horas y media de duración, vas a poder escuchar y ver a Francisco desde bastante cerca. Ojo, que aunque sí que hay gente que ha podido saludarle y darle la mano (¿imaginas?), esto no siempre es lo habitual y no queremos que te lleves una desilusión…

Para poder ir a una audiencia papal en el Vaticano tendrás que reservar gratis a través de la web del Vaticano. Deberás hacerlo con tiempo, si es posible, y el día de la audiencia hacerlo todo por libre, lo cual igual dificulta un poquillo que consigas buenos asientos para ver a Francisco. Si prefieres ir con un guía en español que se ocupe de todo, te recomendamos reservar la audiencia con el Papa aquí. Mejor aún, si lo que quieres es aprovechar al máximo el tiempo en tu visita al Vaticano, tienes la opción de combinar la audiencia papal con una visita guiada por los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, de unas tres horas y media de duración y tiempo libre para visitar, por ejemplo, la Basílica de San Pedro.

Otra opción para poder ver al Papa en el Vaticano es acudir al Ángelus, que se celebra los domingos (con las mismas excepciones que en el caso anterior) a mediodía en la misma plaza de San Pedro. En este caso la entrada es totalmente libre y no hay que reservar nada, aunque sí hay que pasar los controles para entrar en la plaza, que suelen crear colas bastante larguitas.

En este caso, Francisco sale a uno de los balcones del Palacio Apostólico y, desde allí, comenta algún hecho de actualidad (relacionado con el medio ambiente, los Derechos Humanos, la religión…), reza el Ángelus y saluda a los grupos religiosos que haya ese día allí. Es bastante breve (unos 10-15 minutos) pero es una experiencia bonita que te recomendamos aprovechar si vas a visitar el Vaticano un domingo.

Imagen del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro en visitar el Vaticano, en Roma
¿Distingues al Papa en su ventana, durante el Angelus?
Multitud de gente esperando el Papa en Plaza de San Pedro, en Roma
¡Esperando ver al Papa Francisco! Como ves, conseguimos un sitio bastante bueno aunque, por supuesto, se le ve muy lejano

6. Cómo vestir para visitar el Vaticano

Como sucede en la mayoría de templos religiosos del mundo y en prácticamente todas las iglesias de Roma, no está permitido entrar a la Basílica de San Pedro si tus rodillas y hombros están visibles, seas hombre o mujer. Tampoco están permitidos los escotes, las transparencias ni los crop tops.

Vamos, que como mínimo, necesitas llevar pantalones largos o piratas, faldas o vestidos largos o midi, y una camiseta manga corta. Si tu visita es en invierno, no vas a tener problema para ir bien cubiertito. Si, por el contrario, vas a visitar el Vaticano en verano, tus mayores aliados van a ser los pantalones y faldas largos de telas bien fresquitas. Para los hombros, puedes llevar en la mochila una pashmina, ponértela por encima y quitártela en cuanto salgas, como hice yo cuando fui al Duomo de Milán.

Recuerda también que, como en todas las iglesias, lo mejor es que te quites la gorra o el sombrero que lleves.

Te recomendamos que sigas este “código de etiqueta” a rajatabla. Sí que hemos llegado a ver personas a quienes no se las permitía la entrada por este motivo, ¡y tiene que ser una faena!

Persona en el centro de la famosa Plaza de San Pedro en el Vaticano, Roma
Si llevas un vestido corto y te pones leggins debajo no deberías tener problema

7. Qué llevar al Vaticano

  • Lo primero y primordial nos parece llevar calzado cómodo. Vas a pasar muchas horas de pie y caminando y, aunque hagas tus descansitos, los pies llega un momento en que no van a poder más.
  • Si vas a visitar el Vaticano en verano, lleva gorra, gafas y crema solar para la cola. Sobre todo para entrar a la Basílica no da la sombra y puedes pasarlo mal si pillas un día de calorazo romano.
  • Por el contrario, si vas en invierno, que no te falte un buen abrigo. No te preocupes por tener que cargarlo mientras visitas los Museos Vaticanos, porque hay guardarropas gratuito (aunque también suele tener cola si pillas en un mal momento)
  • Si eres de los que, como yo, sufre el aire acondicionado, llévate una sudadera o una rebeca. Si tienes pensado bajar a la Necrópolis, la misma web te avisa de que suele hacer bastante frío allí abajo, así que no olvides algo de ropa de abrigo aunque sea verano.
  • Un bolsito o una mochila pequeña te va a venir de perlas para visitar el Vaticano. No está permitido entrar con mochilas grandes ni, por supuesto, con equipaje. Si no te queda otra que llevarlo, podrás dejarlo también en el guardarropas.
  • Tampoco está permitido llevar paraguas, trípodes… Sí se puede entrar con bastones y muletas si tienes problemas de movilidad, y con sillas de ruedas e infantiles. Aun así, si vas a ir con peques, creemos que es mucho más práctico elegir la mochilita, sobre todo por la cantidad de gente que suele haber.
  • Lleva agua y algo pequeño de picar (tipo un paquete de galletas o una pieza de fruta), si lo que quieres es meter comida como tal es probable que no te la dejen pasar. Hay pequeños cafés dentro de los Museos Vaticanos, con precios ligeramente mas caros que en el resto de Roma pero tampoco algo escandaloso, donde podrás tomar un café, comprar una botellita de agua o un sandwich.
  • Volviendo al agua, la última vez que fuimos a visitar el Vaticano coincidió con que era domingo y justo antes del Angelus. Por eso, había controles de seguridad antes de entrar a la misma plaza, que suele estar abierta. Nos revisaron la mochila y no nos dejaron pasar nuestra botella de agua de acero inoxidable. No sabríamos asegurarte si pasa lo mismo en la Basílica o en los Museos pero nosotros, ya sabiéndolo, no nos arriesgamos. Si no te la dejan pasar lo más seguro es que la pierdas, porque fuera no hay consigna y los guardias, evidentemente, no van a estar pendientes de guardártela…
  • Recuerda llevar dinero en efectivo (en euros), por si quieres subir a la cúpula de San Pedro.
Hermoso detalle de la fachada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, Roma
¿No te parece imponente la cúpula de San Pedro del Vaticano?

8. ¿Es posible hacer fotos en el Vaticano?

Está claro: todos los que vamos a visitar el Vaticano nos queremos llevar un recuerdo… ¿y qué mejor manera que hacerlo que con nuestras fotos?

Se pueden utilizar tanto cámaras (reflex o compactas) como teléfono móvil en todo el Vaticano sin problema. Como imaginarás, no es posible utilizar el flash, que podría dañar a las obras de arte. Tampoco están permitidos los palo selfies ni los trípodes.

La excepción a esta regla son la Necrópolis y la Capilla Sixtina, lugares donde está terminantemente prohibido hacer fotografías. En la segunda, uno de los principales lugares que visitar en el Vaticano, hay varios guardias dedicados expresamente a vigilar esto. No son pocos los viajeros que alucinan con los frescos de Miguel Ángel y quieren llevarse un recuerdo… pero si te la juegas puedes acabar de patitas en la calle, como nos pasó a mis amigos de Erasmus y a mi (bendita edad del pavo… en fin) cuando fuimos por primera vez al Vaticano y una de ellas intentó sacar una foto. No merece nada la pena arriesgarse y, además, el deber de todos es seguir las normas y contribuir a la conservación de esta maravilla.

Si quieres hacer fotos en la Basílica de San Pedro hazlo con discreción y sin molestar ni sacar a las personas que estén allí rezando. En los Museos Vaticanos, personalmente, nos dedicamos solo a hacer fotos sencillas al arte, nada de posados ni cosas extravagantes. La razón es que suele haber mucha gente, algunos con poco tiempo para hacer su visita, y todos tenemos el mismo derecho a disfrutar de las obras, ¿no crees?

Aun así, el consejo más importante que podemos darte a la hora de hacer fotos en el Vaticano es que no te obsesiones con ellas. Está bien hacerlas y es bonito tenerlas de recuerdo, pero no permitas que tu visita gire en torno a eso y, al salir, te des cuenta de que has visto más a través del objetivo que con tus ojos. Si llegas en un momento en el que hay mucha gente, querer hacer fotos “buenas” a toda costa en estas condiciones “adversas” puede acabar con tus nervios, para nada. ¡Hablamos desde la experiencia!

Haciendo fotos en la espectacular Plaza de San Pedro, en Roma
Si quieres desplegar todas tus artes fotográficas, el mejor lugar donde experimentar y desquitarte un poco es en la plaza de San Pedro. En el interior, mejor contenerse
Panorama del célebre techo de la Capilla Sixtina en los Museos Vaticanos en Roma, Italia
Te tendrás que «conformar» con ver la Capilla Sixtina solamente con tus ojos… Evidentemente, la foto no es nuestra, ya que no está permitido.

9. Aprovecha para visitar el Castel Sant’Angelo

Menos de un kilómetro separa la plaza de San Pedro del Vaticano con otro de los lugares más importantes que ver en Roma: el Castel Sant’Angelo.

Construido en el siglo II como mausoleo para el emperador romano Adriano, enseguida pasó a ser una fortaleza, integrada en la antigua muralla de Roma. Si te fijas, el castillo tiene justo arriba del todo la estatua de un ángel. Según cuenta la tradición, allí mismo se apareció uno durante una dura epidemia de peste a finales del siglo VI… ¡y de ahí el nombre de Castel Sant’Angelo!

A nosotros nos encanta mirarlo mientras cruzamos el Ponte de Sant’Angelo, sin duda ¡una de las postales más bonitas de Roma! También te recomendamos bajar a disfrutar de la vista desde la ribera del Tíber y aprovechar para hacer algunas fotos sin gente. ¡Un auténtico privilegio!

Si quieres visitarlo por dentro, puedes contratar aquí la visita guiada al Castel Sant’Angelo en español y con subida a la terraza.

Es precisamente por esta función defensiva por la que, en el siglo XIII, el Castel Sant’Angelo se unió al Vaticano por el Passetto di Borgo. Éste es un pasadizo de algo menos de un kilómetro por el que los papas escapaban en caso de ataque a la Santa Sede. Hoy se conserva en bastante buen estado, y podrás verlo de cerca si pasas por la calle paralela a la Via della Conciliazione (a la derecha).

Si te apetece conocer más la zona y la historia y curiosidades de la misma, echa un vistazo a este free tour por los alrededores del Vaticano en español. Al acabar, tu decides cuánto pagas, ¡facilísimo y muy entretenido!

Haciendo fotos en las orillas del rio Tíber en Roma, Italia
El puente y el Castel Sant’Angelo son dos de los lugares más bonitos y fotogénicos de Roma, ¿no crees?
Vista del famoso Passetto di Borgo en visitar el Vaticano, en Roma
El Passetto di Borgo, uniendo el castillo y el Vaticano

10. Alojamiento cerca del Vaticano

Sabiendo que madrugar es uno de los mejores consejos para visitar el Vaticano, quedarse a dormir lo más cerca posible es una estupenda idea para aprovechar el tiempo al máximo… ¡y que el madrugón sea lo más llevadero posible!
Dentro de la ciudad-estado del Vaticano no hay ningún tipo de alojamiento disponible para el público general. Aun así, tranquilo, tienes varias opciones para elegir en los alrededores.

En general, el alojamiento en Roma no es barato, y cerca de lugares tan turísticos como el Vaticano, menos aún. De todos modos, creemos que merece la pena echar un vistazo, por lo que hemos seleccionado los hoteles más cerca de Vaticano posible que están mejor valorados por los viajeros, y los hemos dividido en tres grupos según tu presupuesto. ¡A ver qué te parecen!

  1. Presupuesto bajo: Candia Inn Vatican y Dejavu Room 
  2. Presupuesto medio: Al Ponte del Papa y Borgo Pio 91 
  3. Para darse un capricho: Starhotels Michelangelo Rome y Hotel Della Conciliazione 

11. Más consejos para visitar el Vaticano

  • Si visitar el Vaticano es uno de tus sueños viajeros, te recomendamos que reserves un día entero de tu viaje a Roma. Así, podrás conocerlo con calma. Si no, creemos que medio día puede valer… siempre y cuando tengas buena suerte con las colas. Precisamente por esto, si no tienes mucho tiempo la mejor opción es reservar una visita guiada.
  • Disfruta de todos los platos típicos que comer en Roma antes y después de tu visita al Vaticano ¡para ir con las pilas bien cargadas!
  • Estés el tiempo que estés, hay que tener claro que verlo todo es imposible. Es un complejo enorme, lleno de arte y de historia, por lo que necesitarás hacer varias visitas al Vaticano. Oye, que tampoco es que no apetezca, ¿no?
  • Tómatelo con calma. Siéntate a descansar o párate a disfrutar de las obras de arte el tiempo que necesites. ¡Disfruta de cada minuto!
  • Prepara tu visita. Este pequeño estado es uno de los más ricos en historia y arte del mundo, por lo que creemos importante saber algunas pinceladitas antes de ir. No en vano, dicen que para comprender el presente hay que conocer el futuro, ¿no? Te recomendamos que te des una vuelta por este post sobre qué ver en el Vaticano. En él encontrarás historia y curiosidades de los principales lugares que visitar en la Santa Sede, ¡para que no te pierdas ni un detalle durante tu ruta!
  • Este es un lugar donde hay que ser muy respetuso. Aunque para muchos viajeros es principalmente un lugar histórico y artístico, la esencia del Vaticano es religiosa. Es un lugar sagrado para millones de personas. Sobre todo en la Basílica, ten cuidado con las fotos, mantén tu tono de voz bajo, apaga el móvil y no pases a los lugares destinados a la oración si no vas a rezar.
  • Si estás interesado en temas religiosos, ya sea desde el punto de vista espiritual o cultural, hay una librería en la plaza de San Pedro súper completa y con obras en varios idiomas. Allí también podrás comprar souvenirs. ¡Merece la pena darse una vueltecita!
  • Y, como siempre te decimos, ¡disfruta a tope de la experiencia y vive cada minuto! Tanto los Museos Vaticanos como la Basílica son, para nosotros, dos de los lugares más increíbles que visitar en Italia… y, nos atreveríamos a decir que en el mundo.
Interior de una librería en el Vaticano, en Roma
Nosotros pasamos un buen rato en la librería del Vaticano

¡Y hasta aquí los consejos para visitar el Vaticano! Esperamos que te sean súper útiles en tu próximo viaje a Roma y puedas, así, sacar todo el jugo posible a tu tiempo allí.

Si tienes alguna duda más, ya has visitado el Vaticano y quieres compartir tu experiencia para ayudar o inspirar a otros viajeros, o si has estado hace poquito y crees que tenemos algún dato que actualizar, te estaremos muy agradecidos si nos dejas un comentario justo aquí abajo. Grazie!

Más información para viajar a Roma y a Italia:

  1. Cómo ir de Fiumicino a Roma
  2. Cómo ir de Ciampino a Roma
  3. Qué comer en Roma: Platos típicos de la gastronomía romana
  4. Dónde comer en Roma: restaurantes recomendados
  5. Qué hacer y qué ver en Florencia en un día
  6. Qué ver y hacer en Pisa en un día
  7. Cómo llegar a Cinque Terre y cómo moverse entre pueblos
  8. Qué ver en Cinque Terre en un día
  9. Cómo ir de Roma a Florencia

AHORRA y prepara tu viaje a Roma por libre

Seguro de Viaje Iati, con un 5% de descuento AQUÍ
Vuelos baratos a Roma AQUÍ
Alojamiento al mejor precio en Roma AQUÍ
Descuento de 25€ para Airbnb AQUÍ
Excursiones, traslados y free tours en español en Roma AQUÍ
Coches de alquiler baratos en Roma AQUÍ
Guías de viaje más completas AQUÍ

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

6 respuestas

  1. Muy buenos consejos que me vendrán de perlas cuando vaya el año que viene (si coronavirus nos deja, claro). Estuve hace 12 años y coincidió que era 1 de noviembre, pero se ve que allí lo de Todos los Santos no se celebra, porque apenas había gente.

    La Iglesia de San Pedro es espectacular, y tanto la Pietá como el Baldaquino me dejaron impresionada, aunque no sé porqué La Capilla Sixtina me la esperaba de otro modo, la mítica escena de Adán y Dios uniendo sus dedos me pareció muy pequeña en su momento…

    Me apunto también lo de la audiencia papal, que aunque no sea católica practicante ni nada de eso creo que puede ser una buena experiencia también.

  2. Asustada me he quedado con esa foto en la que solamente se veían cabezas. Menos mal que eso no es todos los días.
    Me parecen fantásticas todas las recomendaciones sobre todo las de organizar las visita al Vaticano con tiempo para no encontrarte sin entradas o con el último asiento en la audiencia papal. Yo la verdad es que he estado dos veces en el Vaticano y mi experiencia fue muy buena. La primera hace muchos años, un mes de mayo. Ni colas, ni compra de entradas con antelación y casi ni gente. Una maravilla. Pero cada vez somos más los que viajamos, y Roma es uno de esos destinos, cómo bien dices, perfectos para un fin de semana. Vuelos baratos, cerca de casa. Resultado: multitudes. Aún así, la última vez que fui a Roma, en octubre, no visitamos los museos, pero encontramos la plaza tranquila y poca gente incluso para visitar la basílica. Creo que sencillamente fue suerte o casualidad. Pero sin duda, es una de las visitas obligadas en la capital italiana, a la que hay que acudir vestido para la ocasión 🙂

    1. ¡Hola Kris!
      La verdad es que ha cambiado mogollón la manera de visitar el Vaticano en unos años… Yo fui por primera vez hace la tira, en Navidades, y había cola pero nada comparado con las últimas veces, ¡que era un terror! ????
      A ver cómo se pone la cosa ahora, post-pandemia

  3. Roma y el Vaticano no los he visitado desde el viaje fin de curso del bachillerato, teníamos intención de volver pronto por con el covid19…, eso si, sabemos que en la hora del Angelus donde no estaremos.
    Vemos que muchas cosas no han cambiado pero todo los consejos que dais en el post son muy interesantes. Cuando visitamos no había mucha gente y disfrutamos mucho, era otra época , recuerdo estar en la cúpula de la basílica y y un amigo solitos solitos durante mucho rato. Ahora nos da mucha pereza y a lugares muy concurridos.

    1. ¡Hola Aitor!
      La verdad es que Roma, y especialmente el Vaticano, es uno de los lugares donde más hemos notado la masificación en los últimos años… ¡Tuvo que ser un gustazo tener la cúpula prácticamente para ti!
      Ya nos contarás si te animas a volver ????

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.