Qué y dónde comer en Cracovia

¿Buscando dónde comer en Cracovia barato? ¡Bingo! Quédate por aquí, que te vamos a dar unas cuantas ideas, y a contarte qué son los bares de leche, tan populares por allí.

La ciudad tiene una oferta gastronómica amplia, sabrosa y bastante económica: Pierogis, golonka, sopas, dulces… Tanto si estás hecho un foodie que tiene que probar todo cuando viaja, como si te vale con cualquier cosita, ¡estamos seguros de que con hambre no te vas a quedar!

A ver con cuál de estas cafeterías y restaurantes donde comer en Cracovia te quedas. ¿Empezamos?

Mentiríamos si dijéramos que decidimos visitar Cracovia pensando en su comida. No teníamos grandes expectativas ¡y volvimos encantados!

Interior del milk bar Tomasza en el centro de Cracovia, Polonia
Interior del milk bar Tomasza, uno de los lugares más famosos donde comer en Cracovia

La relación calidad-precio es, en general, excelente. Vas a poder comer igual de bien (¡o mejor!) que en otras ciudades europeas por una fracción del precio. Vaya, que es posible saciar tu hambre desde 3 euros, y ya por 15 ó 20, salir como un marqués. ¿Cómo te quedas?

Una vez que ya sabes qué ver en Cracovia y cómo preparar un viaje a Cracovia por libre, toma papel y boli, que te contamos dónde comer y qué ricos platos puedes probar en esta bonita ciudad polaca:

Platos típicos que comer en Cracovia

No podíamos contarte dónde comer en Cracovia sin recomendar antes algunos platos típicos de la gastronomía polaca. Y es que ¿qué es un viaje sin probar comida nueva?

Como te comentábamos arriba, esta cocina fue una enorme sorpresa para nosotros. Aunque no somos unos expertos (todavía, seguiremos investigando… y probando), durante nuestro viaje a Polonia intentamos probar un montón de cosas diferentes.

Aquí te dejamos los que son, a nuestro juicio, los platos para comer en Cracovia ¡sí o sí!

  • Pierogi. El plato más conocido de la gastronomía polaca. Es una especie de empanadilla con una lista infinita de rellenos. Nosotros lo vimos frito, al horno o cocido, ¡y está buenísimo! Suele servirse en raciones de varios y es muy baratito. Si viajas acompañado, intenta compartir y, así, poder probar diferentes sabores.
  • Golonka. Este codillo de cerdo es el mejor plato que comer en Cracovia si eres carnívoro… ¡ñam! La manera de servirlo y cocinarlo es muy típica en el centro de Europa; a nosotros nos recordó un poco a cómo lo hacen en el Baviera. También se ven mucho diferentes tipos de salchichas y el kotlet schabowy, una especie de cotoletta o snitzel.
  • Sopas. Si viajas en invierno, ¡te aseguramos que te vas a volver casi adicto! La más famosa es la zurek, que lleva harina, carne y huevo cocido, y también se es muy popular la sopa de remolacha, que seguro te suena si ya has hecho un viaje a Rusia. Para acabar de rematarlo, muchas veces se sirve la sopa dentro de una hogaza de pan… ¡Irresistible!
  • Zapiekanka. Es una especie de pan pizza a la polaca, es decir: una baguette, cortada por la mitad, en la que se ponen los ingredientes, se calienta ¡y voilà!
  • Pan de centeno. Quizá el tipo de pan que más vimos por allí. En muchos sitios lo ponían como entrante con diferentes cremas de untar. A nosotros nos gustó mucho con smalec, un tipo de manteca de cerdo.
  • Paczki. Este bollito es un “donut polaco”, con diferentes (y deliciosos) rellenos. ¡Ideal para comer en Cracovia a la hora del desayuno!
  • En Polonia hay una gran tradición cervecera, mucho más que de vino. También se bebe mucho vodka.
Imagen del delicioso smalec, típica comida polaca
Pan con smalec. No suena especialmente sano (ni lo es) ¡pero estaba riquísimo!
Imagen de una deliciosa sopa bicolor comida en Cracovia, Polonia
¡Mira qué delicia de sopa! La parte morada era remolacha con crema agria, de la amarilla ni nos acordamos. Si te suena, cuéntanos

Restaurantes donde comer en Cracovia

Después de ver el “qué” nos toca pasar al “dónde”. Aquí te dejamos los que son, para nosotros, los mejores restaurantes de Cracovia:

1. Milk Bar Tomasza, el mejor lugar donde comer en Cracovia barato

Los Milk Bar (o bar mleczny en polaco) son restaurantes económicos, tipo cantina, muy típicos en Polonia.

Aunque se crearon en el siglo XIX, se popularizan muchísimo en la época comunista para poder servir una comida sencilla pero nutritiva a los trabajadores.

Se llaman “bares de leche” porque su menú se basaba en lácteos, pan y verduras, que eran los productos más baratos y fáciles de encontrar. No vendían alcohol, carne ni recetas especialmente elaboradas. Hoy son como cualquier otro restaurante, ofreciendo comida típica polaca variada e, incluso, platos internacionales o “de moda”, siempre a buenos precios.

Los milk bar son una de las mejores opciones para comer en Cracovia, ya que son muy baratos. Puedes comer por entre 3 y 8 euros, más o menos. Además, aunque la mayoría van perdiendo ese aspecto austero tan típico soviético y cada vez son más famosos entre los turistas, siguen siendo locales muy auténticos y acogedores, donde la mayor parte de la clientela es polaca. Tanto, que en muchos, sobre todo los más alejados del centro, solo vas a encontrar el menú en polaco. ¿Te atreves a dejarte sorprender?

Quizá el milk bar más famoso donde comer en Cracovia es el Tomasza. Al estar en pleno centro, es también uno de los más turísticos. Con decirte que tiene menú en inglés y todo…

Son muy famosos sus pancakes (¡tienen un montón de variedades!) y su versión del english breakfast, uno de los platos más típicos de Londres. La verdad es que podemos darte nuestro veredicto porque nosotros fuimos a la hora de la cena y preferimos probar otras opciones “más polacas”.

El local es pequeño y sencillo, pero se nota que ha sido remodelado y tiene un aspecto más modernete. Aun así, sí que se experimenta esa sensación de tasquita local, ¡y la comida es de 10!

Otros bares de leche famosos donde puedes comer en Cracovia son el Targowy (que es, según dicen, el más auténtico), Polski Smaki y Pod Temida. Dicen que el primero es el más auténtico, mientras que los otros dos están más céntricos.

  • Abre de 8 a 18 horas, los domingos desde las 9. Cerrado los lunes
  • Swietego Tomasza, 24. Queda a apenas 5 minutos caminando de la Plaza del Mercado
Fachada del famoso milk bar Tomasza en Cracovia, Polonia
La fachada del milk bar Tomasza
Rica comida en el milk bar Tomasza en Cracovia, Polonia
Y lo que elegimos para comer. Parece un mix raro, ¡pero estaba todo de lujo!

2. Restaurante Old Town

Cuando dijimos en nuestro Instagram que nos íbamos de escapada a Polonia, enseguida tres o cuatro seguidores nos recomendaron el restaurante Old Town, uno de los restaurantes mejor valorados para comer en Cracovia. La visita era obligada ¡y no decepcionó!

Pedimos pan con smalec, dos deliciosas sopas (una de ellas bicolor, la otra goulash, típico también de Budapest), el mítico golonka (¡recomendadísimo!), conejo y un postre a compartir, más dos cervezas ¡y gastamos menos de 20 euros por persona! Si tienes más hambre, puedes ponerte hasta las trancas por unos 15-20 por persona.

Para nosotros, la comida estaba buenísima. Tenemos también muy buen recuerdo del servicio. El precio es una auténtica pasada si tenemos en cuenta que el Old Town es uno de los mejores restaurantes de Cracovia. ¡Volveremos!

Tienes el menú, con precios, en la web del restaurante Old Town. En la misma vas a poder hacer tu reserva online, lo cual recomendamos sobre todo en temporada alta, ¡no te vayas a quedar con las ganas!

  • Abierto todos los días, de 12 a 22 horas.
  • Swietego Sebastiana, 25. Situado en Kazimierz, el barrio judío de Cracovia, a 5 minutos de la sinagoga Remuh. El centro está a un cuarto de hora caminando, más o menos.
Entrada del famoso restaurante Old Town en Cracovia, Polonia
Puerta del restaurante Old Town, en Kazimierz
Imagen de un delicioso plato de Golonka en Cracovia, Polonia
¡Marchando una de golonka!

3. Bistro Charlotte, el mejor sitio para desayunar en Cracovia

Si estás buscando un sitio donde comer en Cracovia para cargar bien las pilas por la mañana antes de salir a recorrer la ciudad, say no more!

Bistro Charlotte es una cafetería céntrica pero tranquila, popular entre los turistas pero, sobre todo, entre los jóvenes cracovianos. Su menú es súper atractivo y con un toque francés, como habrás imaginado por el nombre. Allí tienen bollería variada, crepes, croque madame… También venden pan para llevar, por si quieres hacerte bocatas.

Andrea se volvió adicto a la oferta de desayuno en Charlotte. Y es que por unos 5€, te daban una cestita con pan y un croissant, el café o té a elegir y una pequeña selección de mermeladas caseras y, agárrate, ¡la mejor crema de chocolate que hemos probado en la vida! Ya verás como acabas chupándote los dedos… ¡y hasta la muñeca si hacía falta!

Tenemos que confesar que la vimos recomendada en la guía Lonely Planet de Cracovia y no llegamos muy convencidos… pero, ¡ay, cuando lo probamos! Tanto nos gustó, que acabamos yendo tres veces. Aunque solo estuvimos por la mañana, viendo sus horarios (que tienes un poquito más abajo) pensamos que debe tener opciones para comidas y cenas también.

Otra cosa que nos gustó del Bistro Charlotte es que la presentación, y el local en general, son también muy chulos. ¡A veces nos daba la impresión de estar sentados en un café en Londres!

La verdad es que no se nos ocurre una mejor manera de empezar el día sobre todo si, como fue nuestro caso, fuera nieva o hace un frío que pela. ¡Disfruta!

  • Abre todos los días, de 7 de la mañana a medianoche, excepto los findes que abre a las 8 y los viernes y sábados, que cierra a la 1.
  • Plac Szczepanski, 2. A apenas 3 minutos andando del Colegio Mayor y de la Plaza del Mercado.
Comiendo una deliciosa croque el el cafe Charlotte en Cracovia, Polonia
¡Menuda pintaza tiene esa croque!
Delicioso desayuno en el cafe Charlotte en Cracovia, Polonia
¡Y qué mona la presentación! Dan aún más ganas de comérselo…

4. Goscinna Chata

Durante nuestro primer día en la ciudad, se nos fue la hora recorriendo los lugares turísticos de Cracovia y, de repente, nos vino un hambre voraz. Teníamos claro que queríamos probar comida polaca y echamos a andar desesperados… En cuanto vimos el menú que tenía expuesto fuera el Goscinna Chata, ¡allá que entramos!

Cuando vimos cómo era por dentro, decorado a la manera tradicional y con las camareras vestidas en traje regional, pensamos que habíamos caído en una de esas “trampas para turistas”… Afortunadamente, ¡nada más lejos de la realidad!

Su carta es súper variada, con todos los grandes nombres de la cocina polaca. Nosotros elegimos el kotlet schabowy y una deliciosa sopa de boletus en pan. Por supuesto, acompañado de su pan con manteca y sus dos buenas jarras de cerveza. Salimos saciados por unos 20 euros los dos. ¡Nada mal!

Por su situación, horarios amplios y relación calidad-precio, el Goscinna Chata es uno de los restaurantes donde mejor en Cracovia que más convienen, ¡tenlo en cuenta!

  • Abierto todos los días de 12 a 23 horas
  • Slawkoska, 10. A medio camino entre la Plaza del Mercado y la Barbacana
Interior del restaurante polaco Goscinna Chata en Cracovia, Polonia
En el Goscinna Chata, sufriendo esperando la comida
Deliciosa comida en el reastaurante Goshinna Chata en Cracovia, Polonia
La sopa en pan y la cotoleta son dos de los platos más típicos que comer en Cracovia

5. El Mercado de Plac Nowy de Kazimierz

Como comentábamos en el post sobre los mercados de Londres, no hay barrio hipster sin mercadillo… ¡y en Cracovia no iba a ser de otra manera!

El que aquí nos ocupa está en la Plaza Nowy (Plac Nowy) de Kazimierz, el antiguo distrito judío de la ciudad. Como curiosidad, verás que se pone en torno a una construcción circular, que era el matadero kosher de la zona. Súper chulo y muy fotogénico, sobre todo si te gusta el estilo industrial.

En el mercado de Plac Nowy tienes puestos de antigüedades, libros, regalos… y, por supuesto, de street food.

La gran estrella es la zapiekanka, el tipo de fast food más famoso y más local que puedes comer en Cracovia. Como imaginarás no es ligera, pero sí saciante, y apetece que dá gusto después de una buena pateada por la ciudad. La zapiekanka muy barata y en la mayoría de puestos cuesta igual, así que elige el que te dé mejores sensaciones o en el que haya menos cola.

Aunque vas a encontrar puestos de lunes a viernes (y quizá un ambiente más tranquilo), los días grandes del mercado de la Plaza Nowy son los fines de semana. Dicho esto, si te apetece combinar la visita al mercado con una ruta por Kazimierz, creemos que es importante que tengas en cuenta que el sábado, al ser el día sagrado de los judíos, vas a encontrar cerradas todas las sinagogas y gran parte de los lugares interesantes del barrio.

Si te gusta la Historia o estás interesado en la cultura hebrea y en el Holocausto, esta zona es de paso obligado durante tu viaje. En el post sobre qué ver en el barrio judío de Cracovia te contamos todo… y te va a fascinar.

Panorama del mercado del barrio judío de Kazimierz en Cracovia, Polonia
Ambientillo en el mercado de Kazimierz

6. Pod Baranem, ¿el mejor restaurante donde comer en Cracovia?

El restaurante Pod Baranem es uno de los más famosos de la ciudad, tanto para turistas como para locales, además de uno de los lugares donde comer en Cracovia mejor valorados. De eso nos enteramos prácticamente a última hora, por lo que ya no pudimos probarlo. ¡Qué mala pata!

Está especializado en comida tradicional polaca, con un montón de carnes y sopas a precios bastante buenos. El local, además, parece muy agradable y expone obras de artistas locales.

Puedes echar un ojo al menú y los precios en la web del Pod Baranem. Visto su éxito, te recomendamos también reservar, por si las moscas…

¡Ya nos contarás si merece la pena para la próxima vez!

  • Abierto todos los días de 13 a 21 horas
  • Swietej Gertrudy, 21. Está a 5 minutos de la Colina de Wawel y 10 de la Plaza del Mercado.

7. Dónde comer pierogis en Cracovia

Antes de llegar a la ciudad pasamos un día en Varsovia, y fue en el restaurante Gosciniec de la capital donde probamos los mitiquísimos pierogis. En Cracovia repetimos en el milk bar Tomasza, que siempre es garantía de éxito.

A la hora de escribir este artículo, nos pusimos a buscar algunos sitios alternativos para darte más opciones. Hemos visto que, prácticamente por unanimidad, el mejor sitio para comer pierogis en Cracovia es Przystanek Pierogarnia.

Como te comentamos, no hemos probado los pierogis de esta cadena, pero hemos visto que los hay tanto dulces como salados y que sirven 9 porciones a algo menos de 3 euros. ¡Nada mal!

Aquí te dejamos la web del Przystanek Pierogarnia por si quieres ir abriendo boca y para que compruebes qué local te viene mejor.

El más popular es el que está en Bonerowska 14, a unos 10 minutos caminando de la Plaza del Mercado.

Imagen de los tradicionales pierogi en un restaurante de Polonia
Los pierogi son uno de los platos más famosos de la cocina polaca

8. Pastelería Lajkonik

¿Qué mejor manera de terminar esta lista de lugares donde comer en Cracovia que con una buena pastelería?

Durante nuestro viaje por Polonia ya nos fuimos dando cuenta de que a los polacos les gustaba el dulce, ¡pero fue llegar a la pastelería Lajkonik y alucinar! La variedad de bollitos, pasteles y postres es inmensa. Uno entra y se le hacen los ojos chiribitas.

Si lo que quieres es probar algo típico, Lajkonik es un buen sitio para probar los paczki, una especie de donut relleno ¡muuuy dulce!

Por otro lado, y siendo una panadería, no podían faltar otras opciones saladas, como diferentes sandwiches (nosotros probamos el de atún y estaba rico, rico), ensaladas, bagels… Esto es una muy buena idea si quieres algo rápido y barato que comer en Cracovia o, como hicimos nosotros, para llevarlo en la mochila y tener algo listo cuando te entre el hambre mientras recorres la ciudad.

Vayas a la hora que vayas, es posible tomarse un café con un sandwich o un bollo por unos 3 ó 4 euros. ¡Nada mal!

A posteriori, nos hemos enterado de que la Lajkonik es una cadena que está en Cracovia y en Katowice. Nosotros fuimos a la de la calle Basztowa, cerca de la muralla y la Barbicana, porque nos pillaba de camino yendo al centro desde nuestro hostal en Cracovia (que puedes ver aquí). Si estás alojado en otra zona, igual el local que mejor te viene es el que está en la plaza Dominikanski, a 5 minutos de la del Mercado.

Puedes darte una vuelta por su extenso menú y mirar qué dirección te pilla mejor en la web de Lajkonik.

Imagen de deliciosos boliitos en una pastelería de Cracovia, Polonia
¿Listo para probar todos estos bollitos?
Imagen de típicos bollos en una pastelería de Cracovia, Polonia
Por si no habías tenido bastante…

8+1. Otros lugares donde comer en Cracovia

Tanto si vas a llegar a Cracovia desde Varsovia como si tienes que ir al aeropuerto de Cracovia desde el centro, seguramente acabes pasando por Krakow Glowny, la estación principal de la ciudad. Allí no vas a tener problema para encontrar las típicas cafeterías de terminal y restaurantes de comida rápida.

Justo debajo, en el mismo edificio, hay un centro comercial, Galeria Krakoska, con un Carrefour grande, diferentes tiendas y algunos puestos para caprichitos. Recordamos habernos comido un pincho de frutas bañadas en chocolate ¡para caerse de espaldas!

A menos de 5 minutos de la Barbicana tienes también el Stary Kleparz, el mercado viejo de Cracovia. Aunque también venden souvenirs y demás, es el sitio donde van a hacer la compra los cracovianos así que la calidad y los buenos precios están asegurados. Perfecto si vas a cocinar en tu alojamiento o quieres llevarte algo para picar durante el día. Hay mucha fruta a precios excepcionales.

Si eres un loco de la gastronomía y quieres conocer a fondo los platos típicos que comer en Cracovia, o simplemente te apetece probar diferentes cosas pero sin preocuparte de nada más que de disfrutar, puedes apuntarte a alguno de estos tours temáticos de comida y bebida en Cracovia en español:

  1. Tour gastronómico por Cracovia
  2. Tour de la cerveza por Cracovia
  3. Ruta por los bares tradicionales de Cracovia
Vasos de la típica cerveza Zweig en Cracovia, Polonia
¡Chin chin! Esperamos que disfrutes de la comida en Cracovia tanto como lo hicimos nosotros

Consejos para comer en Cracovia

  • Los restaurantes donde comer en Cracovia más populares tienen unos horarios súper amplios y no suelen cerrar la cocina en ningún momento. Un puntazo a favor cuando se está viajando.
  • Aun así, si tienes algún restaurante entre ceja y ceja, lo mejor es que reserves con antelación, sobre todo si viajas en temporada alta. Si no encuentras su web, o no tiene, pásate por el local pronto y pregunta.
  • Aunque no hables ni una palabra de polaco y tu inglés sea regulero, vas a poder entenderte con los camareros, seguro. La mayoría de sitios (incluso ya algunos milk bar) tienen sus menús en la lengua de Shakespeare y los camareros hablan bastante bien. Si no, siempre te queda señalar ¡y dejarte sorprender!
  • Salvo excepciones, puede pagarse con tarjeta en todos lados.
  • Es normal emocionarse y querer probarlo todo cuando se viaja, más aún cuando los precios son tan accesibles. Recuerda que la comida típica polaca es muy saciante y las porciones son generosas. Ojito también con el alcohol…
  • Aun a riesgo de ser pesados, sea cual sea tu presupuesto de viaje, ¡no puedes viajar a Cracovia y no comer en un milk bar!

Mapa: Dónde comer en Cracovia

Y hasta aquí las recomendaciones de restaurantes en Cracovia. Esperamos que hayas descubierto varios que te hagan tilín… ¡y no nos hacemos responsables del crujido de tus tripas!

Si ya has estado en la ciudad y te apetece recomendarnos algún plato típico más o un lugar chulo donde comer en Cracovia, o bien crees que tenemos que actualizar algún dato, ¡los comentarios son todo tuyos!

Más información para viajar a Polonia

  1. Qué ver en Cracovia: los 15 mejores lugares para visitar
  2. Consejos para preparar un viaje a Cracovia por libre
  3. Qué ver en el barrio judío de Cracovia: Kazimierz y Podgorze
  4. Viaje a Varsovia y Cracovia en 4 días
  5. Cómo llegar a Auschwitz desde Cracovia por libre
  6. Cómo ir a Cracovia desde Varsovia
  7. Qué ver en Varsovia en un día
  8. Cómo ir del aeropuerto de Cracovia al centro
  9. Las 10 mejores excursiones desde Cracovia en español

AHORRA y prepara tu viaje a Cracovia

  Seguro de viaje Iati, con un 5% de descuento AQUÍ
Vuelos baratos a Cracovia AQUÍ
Alojamiento al mejor precio en Cracovia AQUÍ
Descuento de 25€ para Airbnb AQUÍ
Excursiones, traslados y free tours en español en Cracovia AQUÍ
Coches de alquiler baratos en Cracovia AQUÍ
Las Guías de viaje más completas AQUÍ

En este post encontrarás links de afiliados. Si decides utilizarlos, a ti no te costará ni un céntimo más y nosotros nos llevaremos una pequeña comisión, que nos ayuda a seguir viajando y manteniendo este blog. ¡Muchas gracias!

8 respuestas

  1. Se me ha abierto el apetito con este post!! Yo hice el Erasmus allí hace ya 10 años (de hecho, iba a ir este año a volver a rememorarlo…) y todavía me acuerdo de esos ricos y contundentes platos.

    La sopa esa de la foto con remolacha se llama borsch, aunque nunca la había visto con una parte amarilla… y aparte de los lugares que has nombrado, añadiría el Pod Wawelem, al lado del Castillo de Wawel, pese a ser turístico es barato y tienen unas espadas llenas de carne que da gloria verlas, y al finalizar os dan un chupito de licor de cereza, muy típico también. Un saludo

    1. ¡Hola!

      ¡Muchas gracias por tus recomendaciones «de locales»!
      No sabíamos lo del chupito de cereza y nos quedamos sin probarlo, ¡para la próxima! Nos apuntamos también el restaurante Pod Wawelem.

      Sí sabíamos lo de la sopa borsch porque la comimos en Rusia, pero veo que nos vamos a quedar con las ganas de saber qué era lo amarillo jejeje, ¡lo importante es que estaba bueno!

      Muchas gracias de nuevo, ¡un saludo!

  2. Qué buen repaso a la gastronomía polaca. De mi paso por ese país y en concreto por Cracovia recuerdo los pierogi y las comidas contundentes. Nuestra primera noche en el país fue también en esta bonita ciudad y no dábamos crédito a lo que llegó a nuestra mesa. Una fuente enorme llena de carne, embutidos, tocino… Tremendo. Yo creo que por aquel entonces había tan poco turismo de la Europa más occidental que tanto los locales como la comida (y la cantidad que servían) era la que demandaba el turismo local. Nosotros comemos mucho y te aseguro que aquello era para una familia de 10. También recuerdo un preciso restaurante judío en el que el dueño hablaba sefardí y parecía más un casa que un restaurante, comimos genial, no sé si seguirá abierto (te hablo de hace casi 20 años). Se llamaba el Arka Noego. Y otra curiosidad: pedíamos café con hielo y no sabían como servirlo. Al final pedía un café solo, un vaso con hielo y al ver hacer la mezcla se quedaban de lo más sorprendidos. Cosas de los viajes y la gastronomía.

    1. ¡Hola Kris!
      La verdad es que, si ya nos parecieron grandotas y consistentes las raciones de comida en Cracovia, ¡no queremos ni imaginar cómo era la cosa hace 10 años! Y eso que, como vosotros, también somos de buen comer jeje.

      Muchas gracias por compartir la info del restaurante Arka Noego. Mr Google dice que sigue abierto, así que nos lo apuntamos para la próxima vez, porque tiene que ser una chulada. Conocemos muy poquito la historia sefardí, y poder hablar con uno de ellos tiene que ser una experiencia preciosa.

      ¡Gracias de nuevo!
      Un abrazo

  3. He de admitir que la gastronomía polaca es una de nuestras favoritas, siempre que tenemos oportunidad preparamos algunas recetas en casa.
    Al igual que vosotros, visitamos algunos bares de leche, como el Tomazsa, que es muy recomendable, tanto por el precio de los platos como por la historia que tienen estos lugares y también probamos el restaurante Pod Baranem y los Zapiekanka en el mercado de Kazimierz
    Tendremos que volver para deleitarnos con los pierogis en Przystanek Pierogarnia ya que es uno de nuestros platos favoritos y no conocíamos este lugar.
    Muy buenas recomendaciones, ¡un saludo!

    1. ¡Hola!

      ¡Qué bueno que hagáis comida polaca en casa! La verdad es que nosotros ni lo hemos intentado, pero se nos acaba de encender la bombillita.

      Nos alegramos de que os sirvan las recomendaciones. ¡Saludos!

  4. Qué bien nos habría venido este post en nuestro viaje a Polonia del año pasado para saber dónde comer en Cracovia bueno y barato y no acabar en un McDonalds… ¡Ains!

    Como fuimos con un viaje organizado (ganado en un sorteo) el guía nos recomendó algunos bares en los que (estamos convencidos) se llevaba comisión… Estuvimos ojeando un poco el menú cerrado que nos ofrecían y los precios eran caros para lo que se veía en otros restaurantes. Las raciones tampoco eran muy grandes… Así que al final decidimos ir a lo «malo conocido» antes que pagar un dineral por platos que no sabíamos si nos iban a gustar. 😉

    Eso sí, el golonka lo probamos en Varsovia y estaba delicioso. 🙂

    Saludos.

    1. ¡Hola Dinkies!

      Vaya, qué pena ver que vuestra experiencia gastronómica en Cracovia se quedó un poquito a medias… ¡Al menos pudisteis probar el golonka!

      Esperamos que podáis volver pronto y la próxima vez os pongáis las botas. ¡Muak!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *